El diestro Pavel Hernández dominó hoy a su antojo a la toletería de los Toros y los Leones capitalinos doblegaron 11-1 en ocho capítulos a un disminuido equipo camagüeyano, para de paso dominar el duelo particular entre ambas escuadras.

Muy mal se vio hoy al conjunto agramontino en todos los aspectos del juego. Una vez más nuestro picheo fue castigado con 15 indiscutibles, si a eso le sumamos que nuestra defensa cometió dos costosos errores y la ofensiva no se hizo sentir a la hora buena, las posibilidades de victoria pintaban muy complicadas para hoy.

En resumen, el abridor Yusney Saborit trabajó durante 3 entradas y un tercio donde permitió 8 hits y 8 carreras, solamente 3 fueron limpias. A su rescate acudieron Alejandro León (0.1 INN 1 SO 1 BB), Lisander Hernández con un buen relevo esta vez, pero no sin antes permitir un hit y otorgar un boleto que costarían las carreras 7 y 8 respectivamente (3.1 INN 3H 1BB). El recién incorporado Damián Leyva hizo su debut por la puerta estrecha como lanzador en Series Nacionales, al soportar 3 hits y otorgar un boleto en apenas un tercio de actuación (0.1 INN 3H 1BB 3CL). La labor monticular la cerraría Julio César Martínez (0.2 INN 1H 1 BB).      

A la ofensiva se falló nuevamente a la hora buena, dejando corredores en posición anotadora en las bases y sin out en la pizarra, además de verse dominados durante todo el partido por el abridor capitalino quien solo permitió 6 espaciados hits durante 7 entradas de labor.

Con esta derrota el equipo Camagüey presenta balance de 27-22 y está ubicada en el 8vo lugar de la tabla de posiciones. Seguida y muy de cerca por los conjuntos de Mayabeque con 28-23 e Industriales con 27-24. 

Sin dudas a la tropa de Miguel Borroto no le queda otra salida que ganar y ganar. Una derrota mañana colocaría a los Toros fuera de la zona de clasificación por primera vez en toda la campaña. 

Para evitar esa catástrofe el Jerarca debe poner la bola en manos de su principal pícher: Yosimar Cousin, quien nos regaló su mejor actuación de la serie el pasado martes frente a La Isla. Ojalá y “El nuevo Pedro Luis Lazo de la pelota cubana”, como muchos le llaman, haga recordar a todos los agramontinos aquellos años en los que, su hoy entrenador, castigaba a los Leones a golpes de rectas y sliders indescifrables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.