A muchos este título les recordará aquel magistral tema llamado “Desapariciones” que fuese escrito por Rubén Blades en el año 1983 y que incluyó en su álbum “Buscando América” a principios de la década de los 90’s. 

Y aunque aquel tema estaba dedicado a la persecución, el secuestro, la tortura y el asesinato de manera secreta y sistemática de personas por motivos políticos y religiosos que ocurrían en Latinoamérica entre los años 1976 a 1983 por dictaduras militares, hoy esta estrofa me pone a pensar qué ha pasado con aquellos peloteros cubanos que de cierta forma han tratado de “desaparecer” de las convocatorias a equipos cubanos de béisbol. 

Pienso en casos como los de Yunel Escobar, Alexander Guerrero o Alexei Bell, también podemos mencionar peloteros como Adonis García, Darien Nuñez, Onelki García o Guillermo Heredia. Todos ellos en algún momento de su carrera han mostrado inconformidad por el hecho de ser excluidos, no solo del equipo nacional, sino que ni siquiera eran convocados a las concentraciones previas.

En días recientes se hizo pública una nueva preselección cubana de donde saldrá el equipo que nos representará en el mundial de béisbol Sub – 23. En dicha preselección, para muchos de los entendidos en el béisbol, llama la atención la ausencia de un nombre, Yosimar Cousin de la Rosa.

No es menos cierto que la 60 Serie no fue un buen campeonato para Yosimar, a pesar de que podemos señalar el hecho de que no fue, en ocasiones, bien administrado por la dirección del equipo, dejándole después del quinto inning cuando daba muestras de cansancio y esto sin dudas, afectó tremendamente sus estadísticas personales. 

Quizás por esto no fue convocado a la preselección que buscaría un boleto a los Juegos Olímpicos de Japón, hasta cierto punto entendible, pero las alarmas comenzaron a sonar luego de no ser incluido tampoco en la preselección que jugaría la III Copa del Caribe en Curazao.  

No creo que existan en Cuba 10 lanzadores con las condiciones, la juventud y el currículo de Yosimar. Estamos hablando de un lanzador que con su corta edad ha participado con el equipo Cuba en la liga CanAm, ha lanzado en la final del béisbol cubano llevándose la victoria en un segundo encuentro que igualó ese Play Off a uno y en el 2019 con apenas 20 años fue el abridor por Cuba frente a Corea del Sur en el Premier 12.

No siendo poco todo esto ahora resulta que ni siquiera, a entender de los técnicos, tiene méritos para luchar un cupo en la categoría sub – 23 del país. ¿En serio?    

Si miramos el rendimiento de la última campaña de los lanzadores preseleccionados para el mundial sub – 23 nos damos cuenta que Cousin, a pesar de no tener su mejor temporada, tuvo mejor rendimiento que muchos de ellos. Además, me di a la tarea de investigar y puedo asegurar que no está lesionado, otra de las viejas justificaciones cuando de “desaparecer” se trata.

Si tiene méritos para ser seleccionado y no está lesionado, entonces ¿qué puede estar pasando?

El béisbol cubano actual carece de figuras jóvenes que llamen la atención internacionalmente, no es un secreto que Yosimar Cousin es una de ellas. ¿Pero vamos a privarlo de representar a Cuba por este motivo? Y me pregunto, si esta fuera su intención ¿Hay manera de evitarlo?

Creo que el tratamiento que se le está dando no es el correcto, ni a él, ni a los aficionados que exigen una respuesta ante una injusticia tan grande (otra más de las tantas en nuestro béisbol). El silencio solo alimenta las especulaciones y si no tiene opciones para integrar un equipo Cuba me pregunto. ¿Qué puede motivar a Cousin a lanzar en Cuba? Pienso que si es esta la razón por la que lo privan de integrar cualquier selección nacional, simplemente le están poniendo la decisión más fácil al muchacho.

Y viéndolo en el espejo de los demás que ya pasaron por una experiencia similar y versionando para Yosimar Cousin el tema de Rubén Blades, quizás la nueva versión diría algo como:

Adónde van los desaparecidos,

buscan oportunidades por otras partes 

y por qué es que se desaparecen,

por injusticias inexplicables …

3 comentarios en «¿Adónde van los desaparecidos?»
  1. Saludos Juan R. Ramentol, loable su apego a lo justo y lógico, ambos conceptos ignorados en Cuba toda y maximizados en su no aplicación en el beisbol, incluya usted por favor los datos de Yunior Tur, otro desterrado, y que al igual que Cousin forma parte de eso 10 mejores que aun están en Cuba, hay una UNICA solución, la que usted y yo tomamos, irse.

  2. Debo decir que de béisbol no sé nada pero sí puedo asegurar que me gustó este artículo por la originalidad, sencillez y justeza con que fue tratado el tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.