El ¨Gallero de San Serapio¨ sufrió hoy su primera derrota de la temporada frente al fuerte equipo de los Gigantes de Yomiuri en lo que constituyó su segunda salida como abridor desde que fue subido al equipo principal de los Dragones de Chunichi.

El ídolo de la afición camagüeyana no tuvo la mejor de las salidas. En el mismo primer capítulo permitió par de inatrapables salidos de los bates del tercer y cuarto madero de los Gigantes, pero logró recomponerse y meter el brazo retirando por la vía de los strikes al ex-grandes ligas Justin Smoak.

En el segundo inning un cuadrangular del jardinero central Yoshihiro Maru inauguraba el marcador, pero acto seguido el diestro camagüeyano mostró señales de aplomo retirando de uno, dos y tres a los siguientes inquilinos en el cajón de bateo.

La tercera entrada resultó la fatídica para Yariel. Allí permitió batazo de vuelta completa de Kazuma Okamoto con dos corredores en circulación y hasta concedió un boleto de libre tránsito al siempre peligroso Naoki Yoshikawa. Los dos últimos outs del inning fueron sendos ponchetes a Yoshihiro Maru y al torpedero Taishi Hirooka.

El derecho agramontino abrió el cuarto capítulo concediendo pasaporte al receptor Ginjiro Sumitani, pero a continuación volvió a ser dueño de la situación retirando a los siguientes tres bateadores, dos de ellos abanicando la brisa, para llegar a la cifra de siete (7) en el encuentro.

En la quinta y última entrada de actuación regaló una base por bolas (su tercera del juego), pero liquidó el inning sin mayores sobresaltos.

Sus prestaciones en el partido quedaron de la siguiente manera: EL 5.0   H 7   CP 4   CL 4   K 7   BB 3

Ya en la sexta entrada el derecho Yūki Hashimoto se subió a la lomita y permitió la quinta carrera de los visitantes.

El último tercio del juego reservó un desfile de lanzadores que maniataron la ofensiva de los Gigantes poniéndole un alto a las anotaciones de los capitalinos. No podía faltar el aporte del vueltabajero Raidel Martínez encargado de lanzar la novena entrada a golpe de tres bateadores dominados (dos de ellos volviendo cabizbajos para el dugout.)

Por su parte el derecho dominicano Angel Luis Sánchez, con efímera experiencia en las Grandes Ligas, se encargó de silenciar a la ofensiva de los Dragones. Por espacio de seis entradas mantuvo en un puño a la toletería rival. Solo en el inning de la suerte dio muestras de cansancio y permitió par de anotaciones que avivaron las esperanzas de los locales.

El acomodador Chiaki Tone se encargó de abrir el octavo capítulo, pero soportó par de anotaciones. Kota Nakagawa vino a su auxilio y soportó metrallazo salido del bate caliente del cubano Dayán Viciedo, remolcador de tres de las cuatro carreras del equipo.

Tres lanzadores fueron utilizados en el noveno capítulo para preservar la ventaja mínima y fue Yohei Kagiya el encargado de sacar el out 27 y regalarle a los Gigantes la sonrisa veintitrés (23) en lo que va de campaña.

Como dato curioso pudimos ver en acción a Kosuke Fukudome, un veterano de 44 años y conocido de la afición cubana, que salió a empuñar de emergente y nos hizo recordar aquel inolvidable Clásico Mundial de Béisbol 2006.

NUMERITOS FINALES DEL PARTIDO

YOMIURI  5-10-0

CHUNICHI  4-10-1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.