La Comarca de los Toros tuvo la posibilidad de conversar con Ernesto Del Río, un destacado entrenador de pitcheo y preparador físico camagüeyano que trabajó en Cuba desde el año 1982 hasta el año 2012.

El Yogui, como cariñosamente se le conoce, ha trabajado en todas las categorías del béisbol cubano y entre sus logros destacan su participación en 5 series nacionales, 2 superligas, los primeros juegos del ALBA, las selecciones nacionales 13 – 14, 15 – 16 y Juveniles, con las que alcanzó títulos Mundiales y Panamericanos.

Además, Del Río ha prestado sus servicios en Japón, con Los Gigantes de Tokio, en Venezuela, México y actualmente en Italia, donde labora desde hace 10 años en un proyecto que abarca todas las categorías del béisbol italiano.

Algunos de los principales momentos de esta entrevista usted puede leerlos a continuación, al final del artículo puede disfrutar de la entrevista completa colocada en nuestro canal de YouTube. 

¿Qué características técnico – físicas debe tener un lanzador?

Deben ser más bien características físicas, de morfología fuerte, con extremidades largas tanto en el tren superior como en el inferior. Debe ser además un atleta elástico, que las falanges de sus manos sean largas para tener un mejor agarre, que le permita después un mejor repertorio y sobre todas las cosas debe ser inteligente. Si es posible, capaz de dominar el juego de ajedrez porque es el atleta que más piensa para solucionar los problemas tácticos. Hay una frase antigua que dice que el lanzador debe dolerle más la cabeza que el brazo cuando termina su actuación. 

Frecuentemente escuchamos mencionar por técnicos y especialistas la importancia de “la especialización del picheo”. ¿Puedes explicarnos en qué consiste esta especialización?

En la actualidad la mayoría de las ligas se manifiestan con un abridor, un cerrador y el llamado pitcher intermedio. Yo lo manejo de otra manera, lo puedo nombrar “acomodador” porque siempre arriba en situaciones difíciles. Para mí es el más importante (el acomodador) porque es el hombre que soluciona la posible situación de un juego, es el que debe mantener las mismas condiciones (marcador) con las que arriba al montículo. En el béisbol actual, y en Cuba también, debemos saber escoger qué lanzador puede asumir ese roll por su importancia. Te repito, esa distribución de abridor, intermedio, acomodador, como le llamo yo, y cerrador, está implementada en casi todos los equipos actuales.

¿Qué características debe tener entonces cada lanzador según su especialización? 

No es un secreto que las preparaciones tienen que estar divididas, son tipos de situaciones diferentes las que enfrenta cada uno de ellos. El abridor debe tener una preparación mayormente aerovía porque su fuerza de mantención y tiempo en el montículo están alargadas, no así el caso del intermedio y cerrador. El lanzador abridor debe estar listo para lanzar no menos de 80 o 100 lanzamientos, su constitución física debe ser fuerte. La preparación del relevista intermedio debe coincidir con las del abridor, sin embargo, un cerrador debe trabajar con elementos técnicos de potencia por las características que va a encontrar en cada uno de los partidos.    

Hemos visto como muchos lanzadores que abandonan el país o salen a jugar en ligas extranjeras mejoran sus condiciones físicas e incluso sus habilidades como lanzador. ¿Existe alguna diferencia significativa en los entrenamientos que realizan estos lanzadores fuera de Cuba?

Nosotros tenemos el material humano, tienen muy buena calidad técnica, pero no para jugar en cualquier béisbol. Nos faltan buenos gimnasios, nos faltan implementos complementarios para el aumento del volumen muscular, para el aumento de la velocidad, elementos como pelotas medicinales, cuerdas elásticas, pelotas de sobrepeso que se utilizan para el incremento de la potencia del brazo. Máquinas que ayuden al fortalecimiento de los planos musculares, e incluso una simple escalera para hacer ejercicios coordinativos que en muchas ocasiones nos limita una mejor coordinación del movimiento técnico. Esas cosas son las que más inciden en el rendimiento de un lanzador, que cuando llegan a una de estas ligas extranjeras cambian su tónica muscular debido a todo esto que acabo de mencionar.   

¿Crees que Cuba tiene un adecuado nivel de actualización de sus profesionales con respecto a las técnicas modernas de entrenamiento y de preparación física?

Nosotros nos hemos quedado un poco atrás en el nivel actual del béisbol cubano, nos hemos acomodado a un sistema de entrenamiento con los que obtuvimos resultados en el pasado. Con la incorporación del profesionalismo nos hemos quedado allí y no nos hemos documentado con los tipos de actualizaciones que existen en la actualidad, tanto en gimnasios como en el terreno. Los cambios hoy son muy grandes y el internet te da la posibilidad de superarte, los sistemas de entrenamiento han cambiado en el mundo entero, la biomecánica de los movimientos ha cambiado, lo que era bueno en los años 90, cambió en el 2000 y en la actualidad continúa cambiando. El entrenador que no se supere siempre va a estar atrás, tienen que leer los libros y hurgar donde tenemos la información donde superarnos.

¿Sigue Ernesto Del Río la actuación de los Toros?

Cada vez que el tiempo me lo permite por problemas de horario o el trabajo, no solo veo a Los Toros, sino otros campeonatos y otras ligas, generalmente sigo a Los Toros por este maravilloso canal o Radio Cadena Agramonte.

¿Cuál piensas que es la principal razón del descontrol de los lanzadores camagüeyanos serie tras serie? 

Basado en mi experiencia en Japón todos los días los lanzadores realizaban arduos volúmenes de lanzamientos con localización de puntos dentro de la zona de strike. Dentro de la zona de strike caben alrededor de 72 pelotas y te puedo decir que ellos (los japoneses) lanzan entre 60 y 100 lanzamientos diarios, todos ellos con localización de puntos, no es tirar por tirar. Según mi experiencia, en Cuba cuidamos muchos los brazos, el tirar te hace coger puntería, así que debemos enfocar más el trabajo en tirar y no con un receptor, sino con una goma o una diana, es cierto que llevamos años trabajando y siguen los problemas del descontrol. Lo otro es la confianza del lanzador para realizar lanzamiento pegado o en forma de “L”, pero si no dominan la zona de strike se nos hace muy difícil controlar los lanzamientos.

¿Me pudieras mencionar que lanzadores de los que pasaron por tus manos en la provincia te impresionaron más?

A mí me impresionaron muchas figuras, desde Yorkis Varona, mi primer aporte a un equipo Cuba, hasta el último que fue Elier Sánchez. Me impresionó mucho Vicyohandri Odelín, Yosvani Quiñones, pero uno de los pitcher que yo pensé, y no sé porque no llegó increíblemente, se llama Fidel Romero. Trabajé con él desde la categoría 13 – 14 hasta los juveniles, en los juveniles llegó a ser del equipo nacional y fue campeón Panamericano, después trabajé con él 4 años en el equipo Camagüey y era un lanzador que tenía todas las herramientas. 

¿Qué piensas que debemos hacer como provincia para mejorar la situación actual del béisbol camagüeyano?

Es una sola palabra, “unión”, si no hay unión entre los entrenadores y entre los atletas no se consigue nada. El béisbol cubano está lleno de problemas, cada provincia tiene sus problemas, los entrenadores debemos tener más nivel cuando vamos a las captaciones, cuando conformamos los equipos. Si una dirección tiene un criterio y yo tengo otro, si un entrenador de pitcheo tiene una estrategia y yo tengo otra, si un comisionado hace una estructura y yo hago otra, al final los consentimientos no serán iguales y será más difícil lograr el objetivo que tú te propongas.

¿Tienes planes de regresar y ser entrenador en Cuba nuevamente? 

Eso está en mi proyecto de vida personal a corto plazo, si las cosas salen bien, por supuesto que sí. Es una de las cosas que quiero cumplir cuando regrese a Cuba, trabajar con el béisbol nuevamente, es lo que amo, es lo que he hecho por casi 40 años. El próximo año, el 12 de agosto del 2022, cumplo 40 años en un campo de béisbol, claro que estaría dispuesto a apoyar el béisbol camagüeyano. 

Rapiditas

¿Cuál ha sido el mejor equipo de béisbol que has entrenado?

• El equipo 15 – 16 de la EIDE Cerro Pelado del año 2001 que ganó por primera vez en la historia de los juegos Escolares Nacionales la medalla de oro. Dirigido por Rolando Hernández a quien considero uno de los grandes directores de nuestra provincia

¿Pizza Napolitana o congrí y carne de cerdo?

• Congrí y carne de cerdo, loco por comerla estoy.

¿Cristiano o Messi?

• Cristiano

¿Qué es más duro, el sol que quema en Cuba o el frío que pela en Italia?

• El frío que pela en Italia

¿Ganar tres mundiales o ganar la olimpiada?

• El olimpo es el olimpo, una olimpiada

Peor momento de tu carrera

• No lo he encontrado, soy un hombre optimista y no me ha llegado todavía

Un domingo sin planes y te escriben dos amigos para invitarte a una fiesta uno y a un juego de pelota el otro. ¿A dónde vas?

• Al juego de pelota, el juego de pelota es una fiesta para mi

¿Vino, ron o cerveza?

• Los buenos bateadores hacen 3 swings. LOS TRES!!! 

¿Qué no perdonarías?

• La pobreza

¿Quién es para Del Río el mejor lanzador de la pelota Cuba?

• Sin duda alguna el más ganador, Pedro Luis Lazo

3 comentarios en «Ernesto Del Río, un hombre de béisbol»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.