Omar Cuestas Gala nació en el municipio Vertientes de la provincia Camagüey en el seno de una familia beisbolera, pues tanto su padre como sus hermanos tuvieron participación con selecciones de la provincia agramontina.

Su padre, Mario Cuesta Pérez, se dio a conocer con el equipo Cromo de Camagüey el 30 de agosto de 1942 cuando ganaron invictos el campeonato provincial y fue el líder jonronero con dos cuadrangulares. Su primera incursión con el equipo Cuba fue en el año 1944 en un tope bilateral contra República Dominicana. Además, tuvo participación en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 1946 y en 1953 viajó a Michigan para disputar el Campeonato Amateur de la American Baseball Congress en representación del conjunto de Báguano.

Sus hermanos Mario y Eduardo también participaron con las selecciones de la provincia agramontina en Series Nacionales, Mario representó a Camagüey en cinco de nuestros campeonatos domésticos mientras que Eduardo lo hizo por el transcurso de nueve series.

Omar Cuesta tuvo relevantes resultados desde edades tempranas, en la Serie Nacional Juvenil de 1964 propicia con una brillante actuación que el equipo de Granjeros, junto a otros atletas como Vicente Díaz, Jorge Hernández, Sandalio Hernández, Gaspar Legón, Lázaro Santana, Oscar Romero, René Piñol, Antonio Eugellés y Justo Santos y dirigido por Mario Salas, se ubique como subcampeón después del conjunto de Henequeneros que se alzó con el título dorado de ese evento.

Su desempeño en la V y VI Series Nacionales Juveniles en 1964 y 1965 fueron muy buenos, al punto de que los resultados alcanzados en 1964  lo llevaron a integrar la nómina del equipo Cuba juvenil al torneo previsto para la ciudad de Montreal, Canadá.  

En ese mismo año 1964 debuta en la V Serie Nacional con la selección de Granjeros, primer equipo que representó al territorio agramontino dentro de estas lides y compila para un average ofensivo de 131, al conectar 23 hits, en 175 turnos. Es importante señalar que lo hace como regular, pues el mejor de la posición, Vicente Díaz, hombre muy respetado por su potente brazo, había integrado ese año la selección Orientales.

Fue uno de los peloteros titulares en el juego inaugural del estadio Cándido González Morales de la capital agramontina el 26 de diciembre de 1965 entre los equipos de Industriales y Granjeros y en donde los locales ganaron con pizarra final de cinco anotaciones por una. En ese encuentro conectó uno de los tres extrabases del juego, un doble frente a los envíos del industrialista Alfredo Street. 

Su título más grande dentro de la provincia lo fue sin dudas el alcanzado con la selección de Ganaderos en la XV Serie Nacional en 1976 bajo las órdenes de Carlos Gómez. De aquel equipo todos recordamos la seguridad en la esquina caliente que brindaba Cuesta, así como su oportunidad con el madero.

Jugó durante 12 Series Nacionales donde generalmente se desempeñó como tercera base y se caracterizó por ser rápido, de buenos desplazamientos y, sobre todo, por tener una excelente defensa. 

Compareció al bate en 2530 oportunidades, anotó 196 carreras e impulsó 237, conectó 528 hits para un average ofensivo de 231. Además, llevó a los libros de estadísticas la cantidad de 70 tubeyes, 17 triples y 20 jonrones. Recorrió un total de 692 bases y acumuló un slugging de 303. En el corrido de las almohadillas, robó 17 bases y fue cogido en el intento en 12 ocasiones. Intervino en 15 sacrificios de hit y 21 sacrificios fly, recibió 51 deadball, 162 bases por bolas, 35 de ellas intencionales y lo poncharon en 253 oportunidades. 

Su retiro llegó luego de la Serie Nacional 76 – 77 y una vez terminada su carrera deportiva contribuyó al desarrollo de las nuevas generaciones de peloteros camagüeyanos, muchos de ellos integrantes de las nóminas agramontinas que nos han representado en Series Nacionales.

Su deceso ocurrió el sábado 5 de febrero del 2022 en Camagüey, evento que llenó de dolor a los aficionados camagüeyanos amantes del juego de las bolas y los strikes que siempre recordarán a esta Gloria deportiva camagüeyana que tantos momentos de orgullo y placer regaló a la afición de la Ciudad de los Tinajones.

5 comentarios en «Omar Cuestas Gala, el béisbol en la sangre de una familia»
    1. Saludos Jose y gracias por comentar.
      Sobre Eusebio Cruz podemos decir que tanto su muerte como sus últimos días no tuvieron la repercusión que un atleta de esa talla merecía. El día exacto de su muerte aún es un misterio para muchos y yo me vine a enterar meses después de que ocurriera, una total falta de respeto por parte de las autoridades camagüeyanas lo ocurrido con esta Gloria.
      De toda forma tengo que reconocer que debo terminar la búsqueda que me falta para incorporar a este gran atleta a la sección de Glorias de nuestra página web.
      Una vez más gracias por su sugerencia.

  1. Tiene usted toda la razón. Estamos recopilando información para colocar a Eusebio Cruz en la sección de Glorias Deportivas de nuestra página Web. Muchas gracias por su comentario y sugerencia.

    1. Bueno también falleció el estelar lanzador camagueyano Florentino Alfonso y nadie le comunico su deceso a la prensa nacional y méritos suficiente tenía para merecer que se anunciará su fatal deceso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.