Seguimos en la 60 Serie Nacional. Y aunque los Toros no estarán en la postemporada como equipo quedan las esperanzas de ver a algunos de ellos en otras ligas foráneas y en el torneo local como refuerzos. 

También se mantienen vivos los análisis de la etapa clasificatoria. Hoy venimos a sacar a la luz algunos expedientes olvidados, de esos que llaman “clasificados”. 

Algunos consideran que lo peor que puede pasar en el deporte, es quedar 4to lugar en unos Juegos Olímpicos, e irse sin medallas. Otros incluso… Creen que lo peor es quedar en el 9no, sin el Diploma Olímpico que se le da a los 8 primeros lugares.

En esta estructura clasificatoria de la 60 Serie Nacional… El número 9 en la clasificación, también pasó a ser el dígito que nadie quería tener. El villano 9.

Todo equipo de béisbol enrolado en un torneo clasificatorio sueña con poder jugar por encima de la cifra de 500 como average de ganados y perdidos. Lograr el saldo positivo se convierte entonces en la búsqueda de mejorar esa cifra y ascender todo lo posible, buscando la mítica cifra de 1000. Algo que sólo es posible en el escenario teórico de las cuentas matemáticas. 

Después de analizar una por una las 60 series hasta ahora jugadas, y con la ayuda del apasionado amigo de las estadísticas ,Carlos Vázquez García , nos damos cuenta que esta última clasifica como la más reñida de todas. Es una de las dos únicas temporadas regulares donde los 10 primeros lugares jugaron con saldo positivo de ganados y perdidos por encima de 500. La otra serie donde ocurrió lo mismo fue en la 31. Estos datos denotan que en ambos campeonatos el desbalance fue brutal entre los 10 primeros de la tabla y los dos sotaneros de la clasificación. 

Fue esta la serie más reñida. Al punto que Camagüey y Mayabeque quedaron fuera de la fiesta ganando más de lo que perdieron, y Mayabeque cerrando la lista de los positivos con 533 de Average. Nunca antes un 10mo lugar había jugado tan bien en pos de la clasificación. 

De la misma forma en la que hemos visto otros muy raros torneos donde algunos equipos han pasado a Play Offs con más derrotas que victorias y un saldo negativo por debajo de 500. 

En este año, Camagüey logró 41 victorias con 34 derrotas que le valió para un AVE de 547 pero se quedó por debajo de la clasificación en 2 juegos. Hubiera necesitado 43 sonrisas para el 573 de promedio que le valdría para el último boleto.

Los 41 triunfos obtenidos sólo le alcanzaron para el 9no lugar. 

De esta manera se convirtió en el 3er mejor equipo de todas las Series Nacionales que alcanza un 9no puesto. Un logro nada agradable y que no lleva reconocimiento y mucho menos, medalla. Más bien, ha sido motivo de muchos análisis y un montón de críticas. Es como saber que tanto nadar solo sirvió para ahogarse en la orilla. 

Uno de los otros dos equipos que han sufrido aún más amargamente fueron los Metros en la serie 31, cuando se quedaron fuera a pesar de haber jugado para un excelente 581 de Average. En esa serie, quedaron detrás de ellos Pinar, en 10mo lugar para 521.

Y el otro desconsolado equipo que a pesar de jugar positivamente, no logró sacar pasaje, fue Santiago de Cuba en la 41 Serie, jugando para un muy bueno 552 de AVE. Pero que no le sirvió de nada. Pues solo obtuvo el 9no y odiado puesto en la tabla. 

La primera vez que Camagüey jugó con ese nombre en la 7ma Serie, año 1967-68 fue la primera vez en la que quedó 9no con un mal promedio de 373 de victorias y derrotas en una larga serie de 99 juegos y sólo 12 equipos participantes. Muy mala temporada! 

Mucho peor con el número 9 le fue en la 11na serie, año 1971-72, cuando apenas logró 19 victorias en 66 juegos para 287 de AVE el cual ha sido el peor resultado de nuestros equipos entre 12 participantes.

Nunca los números 9 han sido buenos para Camagüey, ni siquiera cuando no se celebraban Play Off. 

En cuanto a las series de 75 juegos. Esta es la 3ra serie que se realiza con esta estructura. Y aunque Camagüey logró un saldo positivo en Ganados y perdidos, ha sido su peor resultado en este formato de certámenes.

En la 23 Serie Nacional, por los años 1983-84. Camagüey se erigió como 4to en la tabla. Y aunque no alcanzó medalla logró saldo de 46V – 27D en 75 juegos PARA un excelente 613 de AVE. Serie que ganó Citricultores con 52 triunfos. Sin celebración de Play Off y con la presencia de 18 equipos. El director fue Miguel Borroto. 

Al año siguiente, en la 24 Serie. El balance fue aún mejor. Un gran resultado de 50V – 25D para 750 de AVE le valió a los TOROS para la medalla de plata. Solo fueron superados por el legendario VEGUEROS que logró nada más y nada menos que 57 triunfos en 75 salidas donde tampoco hubo Play Offs y con 18 equipos, Camagüey fue dirigido una vez más por Miguel Borroto. 

En sentido general. A los equipos Camagüeyanos les ha ido aceptablemente bien, con resultados positivos en series de 75 juegos con 137V y 88D para 608 de AVE donde sólo en esta ocasión, se quedaron en el pelotón de la retaguardia.

Por eso, la vida nos demuestra que los cálculos debemos dejarlos a los matemáticos. Como enseñanza, para la 61 Serie, hay que pensar en ganar cada uno de los juegos como si fuera el juego final. Esto debe convertirse en un motivo de ambición y avidez de victoria para cada uno de los TOROS. 

Que cada integrante del equipo “se lo crea”, y luche con esa fe, y juegue con la convicción de que “Si se puede”, porque:

Ganarlos todos, aunque sea teóricamente improbable, es la única manera de que ningún otro equipo pueda superarnos en el sueño de obtener el campeonato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.