Hablando con un importante periodista deportivo, a quien considero mi amigo, me preguntó: ¿Que le falta hoy al béisbol? Le respondí; al béisbol le faltan muchas cosas, pero todas son alcanzables.

Aunque hay una que debemos revisar y es la pedagogía social, me parece que cada uno de nosotros debemos revisarnos y ganar cada día un mayor conocimiento de lo que impartimos, ser más profesional y hurgar en el más mínimo detalle para dar respuestas más convincentes para aquellos que trabajamos.

Y para que me entiendas te voy a poner un ejemplo de alguien a quien respeto y lo considero el mejor entrenador de pitcheo de Cuba después del 59, el compañero Pedrito Pérez, jamás lo vi molesto, siempre tenía una sonrisa y una respuesta convincente a sus discípulos, les hablaba en voz baja y su verbo correspondía a sus vastos conocimientos.

Para mí fue una guía de trabajo y quisiera que todo entrenador llevará un pedacito de él y verás como nuestro béisbol mejora.

El béisbol es una mezcla con la sociedad, las dos deben ir juntas y cuando logras esa “Pedagogía Social” los muchachos se sientan a escucharte, resolviendo esto, las otras cosas se resolverán mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.