La novena agramontina remonta su natalicio a los años 60, la etapa más fecunda de la actual Serie Nacional de invierno.

Tiempos difíciles

En la campaña de 1967-68, treinta y dos jóvenes se lanzaron sobre la grama del parque Cándido González con el entusiasmo de los neófitos reverberándole en las venas y el rótulo Camagüey atravesándoles el pecho.

Vale apuntar que ésta no fue la primera participación de una escuadra de la tierra de los tinajones en citas invernales. En la contienda de 1965, la “selección” Granjeros resultó campeona de la Región Oriental y clasificó por esta zona para la entonces llamada Serie Final Nacional. Los Granjeros, además, consiguieron el boleto para los dos torneos siguientes antes de que se corrieran las cortinas de la VII Serie en la que cada provincia presentó dos escuadras.

En cuanto a Camagüey, fue en esta época inicial una formación en crisis permanente. Esta afirmación lo corrobora no sólo el resultado negativo en la competencia (9no en 1967-68, 12mo en 1968-69, 10mo en 1969-70 y en 1971, 9no en 1972, 5to lugar en 1973 y 6to en 1974), sino también la condicionante que privaba al conjunto del servicio de la mayoría de los mejores peloteros camagüeyanos.

La cuestión se originaba en las eliminatorias de base. Luego de celebrados los torneos municipales y regionales, los planteles ganadores avanzaban a una hexagonal. De estos seis, el campeón tomaba el nombre de Camagüey para asistir a la Serie Nacional, y los cinco perdedores se unían en una “selección” llamada Granjeros. Es obvio que la “selección” siempre iba mejor reforzada al clásico nacional.

Y, de la misma forma que estas circunstancias afectaron a las escuadras de Pinar del Río y Matanzas, jamás se pudo reunir a las estrellas camagüeyanas del momento para representar a un equipo unificado. Las fuerzas siempres estaban divididas por las razones enumeradas, y desde luego a la representación con el nombre de la provincia siempre le tocaba la peor parte.

De manera que el peregrinaje de Camagüey entre las temporadas de 1967-68 y 1974, no tuvo nada de especial, y sí mucho de aburrido. En el aspecto individual, naturalmente sobra decirlo, sí hubo por esta época notables actuaciones de hombres nacidos en los llanos centro-orientales de tan hermosa provincia.

La lista es larga, pero las memorias que dejaron sobre el diamante peloteros como Eusebio y Pedro Cruz, Felipe Sarduy, Miguel Cuevas, Elpidio Jiménez, Vicente Díaz, Sandalio Hernández, Oscar Romero, Lázaro Santana, Gaspar Legón y Juan Pérez Pérez, no podrán ser olvidadas fácilmente.

En 1975, al terminar la XIV Serie, se introdujo una importante modificación a la estructura del campeonato que implicó a todos los equipos titulares de provincia. En esa oportunidad, tanto Camagüey como Pinar del Río, Industriales, Habana, Matanzas, Las Villas y Oriente, desaparecieron del circuito invernal y sus nombres se reservaron para el evento que intentó elevar el techo de la pelota aficionada cubana: La Serie Selectiva.

En la reforma, Ganaderos sustituyó a Camagüey. Por enigmas del azar, Ganaderos fue el único equipo de ese territorio que pudo certificar un título nacional en la cita de 1974-75. Después los agramontinos llegaron a lograr dos subcampeonatos, pero eso fue en la historia del regreso.

Repatriados

La reintegración de un conjunto con el nombre de Camagüey a las justas de invierno se produjo durante la XVII Serie, cuando se realizó uno de los últimos ordenamientos de la Liga. La novena retornó con un renovado aliento que los llevó a la conquista de la medalla de bronce en ese año de 1977-78.

Después padecieron algunos descalabros en breve tiempo, pero ya en 1987-88 negociaron su primer ticket para el torneo extratemporada. También asistieron a los Playoff celebrados al final de las contiendas de 1990-91, 1991-92, 1997-98 y 1999-00.

Los dos hechos más significativos en este período fueron la discusión del título nacional frente a Henequeneros en 1990-91, después de haber derrotado al Habana, líder del circuito Occidental, en la ronda cruzada, así como el título de Liga de 1991-92, con el que rompieron el señorío categórico de los combinados Villa Clara y Santiago en este tipo de liza.

En lo anterior también sobresale el desempeño loable que tuvo en esas acciones la figura de Luis Ulacia, ganador de tres títulos de bateo con la franela rojiazul entre 1988 y 1996 y uno de los más brillantes atletas del período castrista.

Además, sin duda, el trabajo de otros hombres que resultaron, en su momento, héroes aplaudidos del “respetable” camagüeyano como Leonel Moa, Reinaldo Fernández, Omar Luis, Sergio Quesada, Andrés Luis, Miguel Caldés, Teófilo Pérez o los hermanos Chapellí, quienes hacia finales de la década del ochenta y principios del noventa sostuvieron con su talento a un recio equipo de Camagüey.

Siglo XXI

Empero, retirados ya sus mejores pilares hacia finales del siglo XX o principios del actual, por estos días el club todavía intenta renovarse sobre la base de sus futuras estrellas. Si bien es cierto que desde el 2000 a la fecha asistieron cuatro veces a la Postemporada, no es menos justo señalar que apenas en una (2000-01) pudieron avanzar hasta la semifinal, en todas las demás fueron eliminados en la primera vuelta.

Acomodar la tradicional dinámica y combatividad que siempre caracterizaron a los conjuntos agramontinos, no será tarea fácil para la generación que representan los colores de Camagüey en esta centuria. Vicyohandri Odelín, Eliér Sánchez, Dary Bartolomé, William Luis o Dariel Álvarez, no tendrán muchas opciones. Ellos tienen la responsabilidad de desplegar la bandera camagüeyana de la competitividad, y deberán hacerla hondear lo más alto que puedan.

Actualidad

Con el regreso del jerarca Miguel Borroto y un renovado cuerpo de dirección el equipo ha tomado un nuevo aire al punto de ser protagonista la temporada 2019-2020 discutiendo la final frente al elenco de Matanzas que finalmente se llevó el gato al agua venciendo en el play off decisivo 4 juegos a 2.

La temporada 2020-2021 ya venció su primer tercio y la tropa agramontina va viento en popa y a toda vela entre las primeras del campeonato.

Esperemos que esta vez se conjugen todos los factores y podamos de una vez y por todas alzar el tan ansiado trofeo de CAMPEÓN NACIONAL !!!

HECHOS Y FIGURAS DE CAMAGÜEY

Mejor ubicación: 2º lugar

1984-85

1990-91

2019-20

Peor ubicación: 16º lugar

2014-15

Más victorias en una temporada: 57

1997-98

Más derrotas en una temporada: 73

1968-69

Lanzadores de Cero hits: 4

1968 Florentino Alfonso

1973 Juan Pérez Pérez

1974 Juan Pérez Pérez

2004 Fernando Tejeda

2021 Frank Madan

Jugadores Más Valiosos: 0

Novatos del Año: 4

1985-86 Buenafé Nápoles

1987-88 Teófilo Pérez

2012-13 Norge L. Ruiz

2019-20 Loidel Chapellí Jr.

Tomado del blog: Desde mi palco de fanático

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.