Todo empezó caldeado.

Apenas el juego 35 y parecía otro Play Off. Managers ansiosos, abridores estrellas perdiendo el control, comentaristas de la TV parcializados :¡Menos mal!… En fin, parecía nieve en junio.

Camagüey se creyó lo de dar palos y el primer juego presagiaba tormenta. Pero había que hacer sensacionalismo y algún tema debía servir…Todos miraban a Borroto y su estrategia de dos abridores para un primer juego. Y Los Toros en lo más alto de la cima. Luego el 9no Inning, con ventaja de 7….esos son los juegos para esos relevistas carentes de confianza. No para sofocar a Frank. Igual…Ganamos.

2do juego : Se comienza a quemar la tortilla, y los Leones la viraron a golpe de espumadera y pitcheo. Siempre hubo redes encendidas. Los pirómanos necesitaban fuego. Como leña usaron a Marino, sin importar su vergüenza, y a Bravo, sin tener en cuenta sus aportes. Pero era un juego cerrado, decente, digno… Con botas puestas! Así que esperaríamos para matarlos en el 3ro.

El 3er juego

…”para matarlos en el 3ro”…Pero lo real es que los matadores, esta vez, fueron leones.

No haré leña del swing de Chapellí, o del descenso de Segura. Los internautas escriben mucho, pero leen muy poco. Las estadísticas no son sólo números… De ellas también se puede leer, interpretar, reflexionar.

Aún tengo colegas “desayunándose” con el pitcheo de relevo y sus agujeros. Como si fuera un secreto para todos, desde mucho antes del comienzo. Honestamente, yo… Pensé que a estas alturas, la masacre hubiera sido mayor. Pero como dijo el profesor Cortina.”El pitcheo de Camagüey tiene la misma calidad que el resto de los equipos”

Lo cierto es que Industriales se comió frío el plato de la venganza. Y nos bajó de la cima. Jugando con desenfado y maestría, nos tiró a la lona.

CONTEO DE PROTECCIÓN!

Son ondulantes los rendimientos en el deporte y en muchas ocasiones, el béisbol no es solo un péndulo, también es una caja de sorpresas.

El respetable público se ha acostumbrado al sabor de la victoria. Los que peinamos canas ya hemos visto a más de un medallista, morder polvo al año siguiente.

INDUSTRIALES ganó en buena lid. INDUSTRIALES fue mejor, de manera indiscutible.

Nosotros con 6 lanzadores menos, ellos, con tres bateadores menos, su mejor pitcher lesionado, y un SAMÓN menos que pesa por otros tres.

Creo que Camagüey llegó en mejores condiciones para un 2-1. Tocará hacer trabajo de mesa.

Por lo pronto… Seguimos donde terminamos: 2do lugar.

Queda más de la mitad, y si en la 59 nos ayudaron a darnos cuenta, la Isla y Pinar. Hoy, regresa la Isla, y se acompaña de los azules. La lección ya está planteada . Solo queda aprovecharla.

Porque lo que sí está claro es que : “En el béisbol, como en la vida… A veces se gana. Y otras… Se aprende”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.