Nunca pensé evocar el viejo refrán que dice – a la tercera va la vencida – y fue precisamente eso lo que ocurrió en el partido de cierre de la III Copa del Caribe. La selección de Curazao después de sufrir dos (2) holgadas derrotas en la fase de clasificación frente a la escuadra cubana, supo sacar el extra y apoyados por su afición se llevó las palmas y el título del certamen sometiendo a la tropa cubana con marcador final de cuatro (4) carreras por tres (3).

Como habíamos anunciado con anterioridad, el lanzador abridor resultó ser el diestro agramontino Frank Madan que saltó del box de manera temprana permitiendo una (1) carrera limpia en tres entradas y un tercio (3 1/3) de actuación.

El equipo cubano ripostó de manera rápida empatando el marcador gracias a doblete de Andrys Pérez, cohete de Osvaldo Abreu y error en tiro del receptor tratando de poner out a Abreu que había salido al robo de la segunda almohadilla. La entrada pintaba para más, pero con hombre en tercera y sin la sombra de un out los primeros bateadores de la tanda fueron incapaces de traer la carrera de la ventaja. Uno de los males que aquejan todas nuestras selecciones nacionales de un tiempo a la fecha.

Al rescate de Madan acudió el lanzador pinero Jonathan Carbó que controló la rebelión curazoleña y caminó sin grandes sobresaltos, hasta que en el séptimo inning después de un boleto de libre tránsito le conectaron un largo doble por la pradera central que remolcó la segunda rayita de los locales.

Pablo Civil acudió al montículo y le aplicó la grúa trayendo a Marlon Vega para que se hiciera cargo de la situación. El mánager de Curazao ordenó el toque de bola que fue ejecutado a la perfección para adelantar al corredor a la tercera almohadilla. Acto seguido Vega fue castigado con soberano batazo por el mismo jardín central que se llevó en claro a Yoelkis Guibert y trajo para el plato la tercera anotación de los anfitriones. Después de sacar el segundo out de la entrada llegó una conexión extraviada a lo corto de la banda derecha que completó el racimo de la entrada dejando la pizarra con marcador cuatro (4) carreras por una (1) y provocando la explosión de Marlon Vega. En su lugar fue colocado Dariel Fernández que puso punto final al octavo capítulo y caminó el noveno sin mayores complicaciones.

La escuadra cubana fue a la carga en la parte alta del mismo octavo inning fabricando par de anotaciones donde se combinaron boleto a Guibert, error del segunda base sobre batazo de Pável Quesada, un fielder choice, un wild pitch, boleto a Jefferson Delgado y cañonazo de Andrys Pérez. La posibilidad de empatar el choque se esfumó luego de que Delgado fuese capturado en tercera base tras un corrido desafortunado que una vez más evidencia el déficit de nuestros peloteros en lo que respecta al pensamiento técnico – táctico.

En el noveno inning la suerte estaba echada. Osvaldo Abreu cedió el siempre importante out veinticinco (25) por la vía de los strikes. Mientras que Santiago Torres y Denis Laza cedieron los dos (2) últimos outs en par de palomones inofensivos a primera base. Al caer el out veintisiete (27) la pelota cubana sufría otro duro golpe y el orgullo nacional quedaba lacerado a su máxima expresión.

Nuevamente una selección nacional de béisbol queda en deuda con una fanaticada y con todo un país. Ya no importa la categoría o la fortaleza del torneo… NOS HEMOS ACOSTUMBRADO A PERDER.  Los genes ganadores de las generaciones de antaño han desaparecido en el tiempo y cada vez la metodología arcaica y la presión de los jugadores en partidos cruciales nos vuelven a pasar factura.

Esta debacle es la gota que colmó la copa. Es el grito de sirena sentenciando que hemos tocado fondo, que debemos vacunar a nuestro béisbol con el antídoto que lo haga resurgir para librarlo de ese terrible mal que lo viene desvencijando desde hace unos cuantos años.

¡ Seguimos esperando por otro milagro de la primavera !

5 comentarios en «¡¡¡ A la tercera fue la vencida… para CURAZAO !!!»
  1. Muy acertado su comentario estoy de acuerdo con usted 100%,si en ese inning que usted describio llego haber hombre en 3ra sin out en el 8vo fue hombre en 2ds y 3ra sin out, y otrs vez un mal corrido o mala decisión nos priva de carreras , como dice usted nos hemos acostumbrado a perder

  2. El pueblo cubano tiene el síndrome de Estocolmo arraigado.

    Llevamos 62 años secuestrados, por unos violadores de nuestra virginidad nacional e involuntariamente hemos llegado a amarlos.

    Con el beisbol vemos una prueba semejante, a lo que sucede con el loco sinvergüenza mentiroso y estafador de Ignacio Gimenez, nombre que dudo que sea real.

    Este Gargamel, a pesar de sus mentiras descaradas y su cara de payaso sigue con miles de ciegos seguidores secuestrados, que les gusta que los engañen, porque su ilusión está en ver a una Cuba libre y no quieren despertar a la realidad, que este tipo es un descarado y desmadrado forro.

    Pues lo mismo con el béisbol, si a lo que ofrece el desgobierno de Cuba se le puede llamar béisbol.

    Alimentan con fechas y eventos la ilusión de los ilusos de que AHORA SÍ, tal fecha, en tal evento y aunque jugaran contra un equipo de la isla de Tonga, si esta isla hiciera un team le ganarían al Cuba, como aquel gordito desconocido le ganó, en boxeo, en la final olímpica a Michel López, el hermano de Mijaín, en más de 91 kg.

    Y lo peor, que viendo el engaño, como sucede con el payaso de Ignacio Gimenez, miles de cubanos siguen creyendo el cuento de que AHORA SÍ, a los bufones del INDER, y la FCB, de Cuba, a los managers políticos de los equipos, a los narradores y periodistas deportivos de la isla.

    ¿Hasta dónde y hasta cuando, no nos vamos a dar cuenta, que esto no es más que el resultado de un sistema caduco, enfermo y podrido que ha secuestrado a la nación cubana?

    De verdad que ya no sé que sentir… Si pena, dolor o vergüenza del abismo donde ha caido nuestro béisbol.

    Es bochornoso perder la final de una Copa del Caribe de béisbol, sin nivel contra Curazao, puesto número 60 del del ranking de la WBSC de béisbol.

    Un torneo, sin nivel supuesto, donde solo enfrentamos a ese equipo de Curazao, lugar 60 del ranking mundial, quien le ganó la final a la vergüenza de equipo cubano y a otros como Perú, lugar 43 del ranking mundial e Islas Vírgenes Americanas, lugar 66, quienes se fueron antes de jugar como si esto fuera el piten del barrio o un evento de manigua.

    Ahora vendrán las justificaciones y viva Cuba.

    Pero lo triste es que la vida seguirá igual, como la canción de Julio Iglesias y estoy seguro que peor…

    ¡¡¡Que cosa más grande chico!!!

    Aunque vayan a un evento que haga África y el Medio Oriente, quienes no juegan béisbol, terminarían sin ser campeones.

    A tal punto, no tienen vergüenza, los que desgobiernan el país, que hasta la moral y la vergüenza perdieron hace mucho y era verde y las vacas se la comieron, porque se deleitan en gozar como les sucede estas humillaciones vergonzosas, para los cubanos que todavía tenemos vergüenza y después quieren venir con el cuento de la MALA PIPA, porque de BUENA, no tiene nada, a echarle la culpa al bloqueo yanqui como siempre.

    ¡Agarren vergüenza en esa cara y dense un respetón y suelten de una vez el poder y al pueblo secuestrado, dentro y fuera de la isla!

    Esto es decadencia progresiva.

    Es la segunda ley de la termodinámica obrando en el deterioro y el caso total y va barranco abajo y sin freno si bufones como Ignacio Gimenez, siguen en el poder, viviendo del CUENTO de la BUENA PIPA, cuando esa PIPA, se les llenó de excremento hace años.

    ¡Dios nos ayude y principalmente a las nuevas generaciones del pueblo cubano, compuesta por hijos, nietos y bisnietos, para que el síndrome de Estocolmo no se haga genético y apodere de ellos!

  3. Una vez mas se ratifica la mala calidad del béisbol cubano actual,da pena a la verdad y para mi no se a perdido ningún gen ni nada de eso,lo que no hay base de enseñanza en las categorías menores,no les estan enseñando a jugar béisbol a concentrarce en su turno al bate y hacer su trabajo,ademas de que para mi se discriminan muchos jugadores al no ser hijos de mami o papi,estos jugadores modernos cubanos hacen swines aparatosos,no saben correr las bases, no saben colocarce en el terreno a la hora de fildear,van a demorar años para que Cuba recupere el terreno perdido en el Béisbol,que me disculpen los redacoteres de tan buen trabajo por mi comentario y les agradezco mantenernos informados.

    1. Más que válido su comentario el cual respetamos y ponemos a consideración en nuestra página.
      Gracias por seguirnos y siempre que lo desee puede expresar sus puntos de vista. En este sitio tiene total libertad para hacerlo siempre que se base en el respeto para con los demás.
      Saudos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.