El 2021 echó a andar y junto con él los proyectos, objetivos y metas, tanto colectivas como individuales, que muchos nos hemos trazado. Y es que el comienzo de año es siempre un buen momento para analizar lo que debemos dejar atrás y que cosas podemos hacer para mejorar.

El equipo de béisbol camagüeyano, estoy seguro no escapa de este análisis. Individualmente pienso que muchos de sus integrantes están comparando campañas para limar deficiencias o posibles errores, otros pensaran que están para empeños mayores y darán todo de sí para lograrlo, y quizás otros piensan que este puede ser el año del adiós, para entonces encomendarse a otras tareas.

Colectivamente hay varias opciones a las que podemos aspirar, pero cada una de ellas depende de la otra. La más lejana e importante sería que los Toros representaran a Cuba en un evento internacional, este pudiera ser la Serie del Caribe, si Cuba regresara a estos torneos. 

Para llegar a ese torneo internacional, tenemos que ser los Campeones Nacionales de la 60 Serie, y para eso debemos cumplir con lo que considero sería nuestro primer objetivo del año: Clasificar a los play off.

Los Toros los saben, y es por eso por lo que en estos días no han dejado de entrenar. El inicio del año no puede ser más difícil, una serie de vida o muerte nada más y nada menos que con el actual campeón nacional, no suena a tarea fácil.

Borroto ya nos adelantó como utilizará el picheo en esta subserie. Yariel Rodríguez, Frank Madan y Yosimar Cousín por ese orden deben ser los abridores. José Ramón Rodríguez pasaría a reforzar el relevo, lo que sin duda da más solidez a ese staff que no ha estado nada bien este año.

A diferencia de la última final que era a siete partidos, esta subserie es a solo tres juegos, y las opciones seguras de clasificar ahora mismo están ganando los tres. Es por eso la importancia que reviste el jugar sin regalar nada al contrario y sin arriesgar nada en el juego.

Como todo en la vida, cualquier tarea es más llevadera si contamos con el apoyo de los demás, y es allí donde aficionados y personas cercanas juegan un papel importante. Transmitir confianza y apoyo a nuestros jugadores ya sea personal o virtualmente, creo puede ser nuestro granito de arena para lograr este objetivo.

Se acercan días importantes y de ellos depende la ruta de los primeros meses del año. De las cosas no salir como queremos no quedará de otra que replantearse las metas y trabajar para hacerlo mejor la próxima vez. Esa es la clave de los ganadores, esa es la clave del triunfo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.