Tarde de Enero del 2020. Estadio Cándido González. Los Cocodrilos de Matanzas se coronaban campeones del béisbol cubano y dejaban hecho trizas los corazones de miles de Camagüeyanos que habían estado llenos de esperanzas.

Un año después, vuelven los Cocodrilos a pisar el terreno donde se llenaron de Gloria. Muchos de ellos recordarán aquel momento con tan sólo poner un pie en la grama. Esta vez, nuevamente, vienen a jugarse la Corona de Cuba.

Necesitados de triunfos, los Cocodrilos no han tenido una buena segunda mitad. Al igual que Los Toros, han tenido dificultades con sus lanzadores. Esto ha provocado que a falta de 7 juegos cruciales, aún su clasificación esté en duda.

Hace tiempo ya perdieron las prestaciones de los contratados Yoenni Yera y Noelvis Entenza. Otro que mucho ha aportado para la causa Yumurina, Dariel Góngora, está resentido de una vieja lesión. Su nueva estrella desde el montículo, y máximo ganador: Reinier Rivero, también andaba con molestias en los últimos juegos.


El alto mando de los Cocodrilos ha tenido que echarle mano a relevistas como Yonder Martínez, Naykel Cruz, Yoel Suárez e Irandy Castro en un intento por mantener el sueño de la clasificación.

Sin embargo, Ferrer y sus muchachos siguen lanzando por debajo de la media del torneo en cuanto a PCL. Y por sobre todas las cosas, siguen siendo los campeones nacionales. Les bastan sus estrellas establecidas. Ahora con la incorporación de Ariel Martínez en la receptoria, y el bombardero Yurisbel Gracial. Ya se habla de la entrada del Grillo Arruebarruena, pero su estado de salud no ha sido muy favorable en los últimos días del año. Lo cierto es que todo es una caja de sorpresas.

Interesante subserie particular con el incentivo de la revancha y el honor de un año a otro. Camagüey, aún sin el boleto seguro, tendrá que jugar como si no hubiera un mañana y esto, esto no será bueno para Matanzas.

Los Toros pondrán toda la carne en el asador y contarán con un cuarteto de abridores de lujo, que puede ser el mejor de la Serie Nacional en estos momentos. Frank Madan, Yosimar Cousín, José Ramón Rodríguez y el reincorporado Yariel Rodríguez. Todos ya saben lo que es ponerse el uniforme de las cuatro letras.

En un enfrentamiento “De poder a Poder”, si uno de los dos equipos logra barrer, será prácticamente lapidario. Y esto lo saben ambos mentores. Se jugarán el todo por el todo, además, habrán cuestiones de honor en la mesa. Y si uno de los abridores fuera Dariel Góngora, entonces tendremos altas tensiones, teniendo en cuenta el temperamento del zurdo de la Guernica, y la temperatura de los bates de Los Toros. 

Tres partidos como epílogo a una etapa clasificatoria en esta 60 Serie Nacional, que inició el 11 de Septiembre del pasado año en el Victoria de Girón, en el Palacio de los campeones. 

Quizás la vida, los astros y el destino, se han puesto de acuerdo para, en una cábala más, se llene de misticismo el terreno de béisbol. Para que se puedan tejer nuevas historias llenas de polémicas conjeturas y viejas maldiciones.

3 comentarios en «Toros y Cocodrilos: Un año después, la revancha»
  1. Creo que es hora de devolverle el golpe a matanzas si ellos tiene. A Ariel mtez y a Arruebarruena más a los mercenarios de W Luis y Gongora nosotros tenemos a Y Rdguez Andersson y L González que han jugado otras ligas veo que el picheo estará a favor de los Toros ya que Mtzas tiene 2 lanzadores en otras ligas y varios lesionados si ponen a Gongora los bateadores nuestros lo conocen bien en el bateo veo pariedad aunque creo que los bateadores zurdos de tacto de 1 y 2do de Cmg pueden ser la diferencia al entrar más en circulación que los de Mtza vamos Toros a x 3 juegos que nos den la clasificación directa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.