El equipo de béisbol de Ciego de Ávila derroto al conjunto Camagüey 7 – 5, en encuentro celebrado en el estadio de la vecina provincia, José Ramón Cepero.

Los Toros abrieron el juego marcando en el primer episodio cuando sus 3 primeros bateadores lograron embazarse. El inning parecía que daba para más, pero Samón y Segura fallaron en fly a los jardines que sirvieron para impulsar y decretar el 2 – 0 inicial.  

Así se mantendría el choque hasta el cuarto capítulo cuando los Tigres abrirían la entrada con jonrón de Raúl González sobre los envíos del abridor José Ramón Rodríguez – “Pepe” (3.2INN, 4CL, 6H, 2BB). Seguidamente los de la ciudad de las piñas no pararon hasta sumar 4 carreras y decretar la explosión del abridor agramontino.

Los aguerridos Toros a cuenta gotas lograron descontar en el quinto, empatar en el sexto e incluso irse arriba en el séptimo 5 – 4. Destacándose Ayala con doble en el quinto y boleto impulsor en el sexto y Jorge Cardosa con sencillo remolcador de la ventaja en el séptimo bateando como emergente, función que viene cumpliendo muy bien.

Pero la felicidad dura poco cuando el picheo relevo nos falla. Primero, Juan Ramón Olivera (2.2INN, 1CL, 5H, 1BB) permitió el empate a cinco en el mismo séptimo episodio, y luego, los relevistas Yormani Socarrás (1.1INN, 2CL, 1H, 3BB) y Carlos Pérez (0INN, 1H, 1BB) se encargarían de tirar el juego por la ventana, permitiendo las 2 anotaciones de un fatídico octavo episodio que cerró Alejandro León (0.1INN, 0H, 1SO).

Por los Toros, Humberto Bravo y Leonel Moas batearon 3 indiscutibles cada uno y la defensa de los Toros juego inmaculada. Por Ciego, Raúl González también triplicó, mientras los Tigres cometieron una pifia a la defensa.   

Camagüey, que sigue navegando por aguas turbias, no acaba de elaborar una cadena importante de triunfos que los catapulte a posiciones cómodas para la clasificación. 

Si damos un vistazo a los últimos cinco lugares de la tabla de posiciones, los Toros tienen hoy en día balance de 15 – 9 (queda un juego con los Tigres) versus esos rivales, y aunque sea un saldo positivo, a las claras 9 derrotas es demasiado contra los sotaneros.

Por otra parte, a Pepe no podemos pedirme mucho más. Es un hombre que viene de una operación Tommy John y se nota que está agotado. Muchas de sus aperturas al inicio de temporada, cuando estaba eficiente, fueron alargadas (recuerdo ahora mismo su primera actuación donde lanzó ocho entradas), y es evidente que ese trabajo en exceso le está pasando factura ahora.

Y es que Borroto tiene una difícil situación con su bullpen de relevo cada día. ¿A quién pongo?, debe ser la pregunta que el Jerarca quisiera que alguien le respondiera con efectividad. Dar con el relevista correcto es como jugar a la ruleta rusa con nuestro staff.

Sabemos que no se puede ganar todos los días, pero es la única opción que nos queda si queremos repetir las fiestas que el pueblo camagüeyano vivió un año atrás, cuando estos mismos aguerridos jóvenes nos dieron el subcampeonato.

Para mañana, el juego de despedida está programado a las 10:00 AM y Frank Madan debe ser el pícher abridor por los Toros para salir a buscar una muy importante y necesitada victoria.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.