La 60 Serie Nacional de Béisbol ya se encuentra en su tramo final y quedan 10 corredores buscando los mejores tiempos en un sprint donde solo quedaran 8 finalistas.

En comparación al pasado año, se mantienen en la porfía los clasificados de entonces: Industriales, Las Tunas, Camagüey, Cienfuegos, Matanzas y Santiago de Cuba. Todos están entre los 10 aspirantes a las 8 plazas en juego.

Se suman en esta ocasión, el sorprendente Mayabeque, el habitual Pinar del Río, uno de los fuertes de los últimos años: Granma. Y por último, un equipo que estaba a punto de cuajar: Los Gallos espirituanos, este año con una buena banda.

Todos son rivales directos entre ellos, y hemos hecho una recopilación de datos interesantes acerca de los juegos que restan. Oficialmente 19, pero algunos equipos como Camagüey (21) tienen juegos pendientes, suspendidos por lluvia.

En esta recta final, cada candidato al título tendrá algunos juegos, que en teoría, serán menos difíciles, con equipos que ya están prácticamente fuera de la pelea, pero que en los finales, sin nada que perder, se convierten en los más enconados rivales.

Santiago de Cuba ha tenido un bajón considerable en los últimos juegos que lo ha sacado momentáneamente de la zona verde, pero tiene la oportunidad de aprovechar la recta final donde tendrá juegos contra Holguín, Ciego,  Guantánamo y la Isla. Solo tendrá 7 juegos contra sus rivales directos. Pero le faltan algunos juegos contra sus más fieros rivales: Holguín, Guantánamo, las Tunas y Granma. Juegos donde muchas veces se impone el honor por la camiseta.

Pinar e Industriales, también muy cerca del límite inferior, son favorecidos pues de los 19 juegos, solo 9 serán con rivales directos, y esto les puede servir y mucho para escalar posiciones. Los azules con el hándicap de que ningun rival es pequeño. Todos ansían verlos morder el polvo de la derrota. Veo a Pinar con más posibilidades por la profundidad de su pitcheo.

Granma está en la posición más cómoda. Pues aunque de los 19 juegos que restan, sólo se verán 10 veces con rivales directos, la verdad es que gozan de una gran ventaja con sus 36 victorias y solo ganando 9 juegos más ya habrán llegado a la marca de 45 triunfos. Más que suficientes. No tengo dudas de su clasificación.

Mayabeque y Camagüey tendrán 11 juegos frente a rivales directos. Los Huracanes en medio de una racha positiva que los ha ubicado en zona de Clasificación, se ven inspirados pero no hay garantías de que puedan mantener ese paso, por otra parte, Camagüey, cada día deja más dudas, dejando de aprovechar oportunidades que se convierten en derrotas. Le doy mi voto de confianza a Camagüey. Está en sus manos la clasificación. Solo le queda, ganar y ganar.

Matanzas, Las Tunas y Cienfuegos tienen 13 juegos con rivales directos. Pero su juego ha sido lo suficientemente sólido como para pronosticar que estarán en la fiesta de los Play Off con grandes posibilidades de pasar a semifinales.

Sancti Spiritus es el equipo con más juegos en zona de rivales directos. Les tocará 14 veces. No podrán dejarse llevar por su juventud en estos finales donde la experiencia es más que necesaria. Se tendrán que imponer a golpe de talento joven. Creo que pueden lograrlo. Solo una debacle los dejaría afuera.

Los Toros de la llanura… Tendrán que exprimir sus pocas posibilidades en el area del pitcheo. José Ramón Rodríguez, Madan y Cousín tendrán que hacer de tripas corazón para lanzar pues nadie por detrás ofrece garantías. Se aferrarán a la esperanza de una incorporación exitosa del Samurai Yariel, dentro de 10 días. Los bateadores deberán afilar sus espadas que con los días han perdido su efectividad. En la defensa y el juego táctico no podrán darse más lujos de malas jugadas que siempre pesarán. En fin, quedan 21 juegos para al menos tratar de ganar 11 y con 41 victorias aspirar a la clasificación.

Tres juegos contra Ciego, otros tantos contra Holguín y tres más contra Guantánamo pueden ayudar mucho. Pero la mala noticia es que esos equipos siempre han sido huesos duros para Camagüey. Sobretodo Los Cachorros y Los Tigres. Quedarán otros dos partidos pendientes contra Villa Clara. Y la tarea dura quedará contra Las Tunas, los Cocodrilos, los Gallos y los Alazanes.

En fin… Que el final de este largometraje se insinúa bien dramático. Ya no queda la posibilidad de escoger rivales. Hoy solo queda la opción de aprovechar cada chance para colarnos en la postemporada.

Ya dejamos escapar una buena esta tarde fatídica de pésimos sábados para Los Toros.

Esperemos que Camagüey, del brazo de Frank Madan, nos regale una mañana de Domingo donde podamos ver el sol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.