En la tarde de hoy se celebró el 2do juego de la subserie particular entre Mayabeque y Camagüey, en esta segunda vuelta. El 4to partido de una serie que iba favorable a los Huracanes 2-1. Se vislumbraba un juego bien difícil para Los Toros, pues tendría delante a la principal carta de triunfo mayabequense: Yadián Martínez, mientras que por los de Borroto, estaría su 5to abridor: Rodolfo Sorís.

Camagüey comenzó impetuoso también en este segundo juego, marcándole una carrera a Yadián Martínez en el 2do Inning por error del torpedero sobre conexión de Jorge Álvarez después del 1er hit de Luis González Azcuy en el juego.

El equipo de Borroto siguió haciendo fuerza, llegando a marcarle 3 carreras más a Yadián en el principio del 3ro, que en esta tarde no se mostró tan efectivo como hace unos días en el Cándido González camagüeyano. En esa entrada se combinaron hits de Moa (2do), de Samón y de Gómez, con un doble de Yendry Tellez.

Camagüey ya en la tercera entrada había logrado despegarse por 4 pero Los Huracanes le marcaron una rayita al zurdo Sorís, convertido en un efectivo abridor en sus últimas salidas.

Los Toros en el principio del 4to capítulo lograron anotar otra cuando Moa, Ayala y Anderson (De cumpleaños) conectaron imparables y Samón la empujó, quedándose cortos pues el Inning prometía para más, pero un buen engarce del jardinero Pozo enfrió las intenciones visitantes sobre largo batazo de Luis González Azcuy.

En la 5ta entrada, Yanier González, de lo mejor de la batería huracanada, empujó par de compañeros en bases con largo triple que parecía sentenciar la actuación de Sorís. Pero lo dejaron y logró sacar el tercer out de la entrada.

Camagüey siguió marcando y así Ayala despachó su 10mo cuadrangular con un hombre en base, que marcó la salida de Yadián Martínez en el 6to. Y aunque Samón volvió a conectar de hit y Camagüey recibió otra base, no pudieron sacarle fruto a esa situación.

Los huracanes, ni cortos ni perezosos se soltaron a batear para demostrar porque son los primeros en AVE ofensivo de la serie y explotaron al abridor camagüeyano en la 6ta. En ese capítulo, Borroto trajo a otro de sus abridores: Pedro Luis Guzmán, en un intento desesperado por preservar la ventaja de tres carreras, pero después de hacer lo más difícil, obligando al bateador Martínez en Fly al infield, no pudo evitar el imparable de Juan Carlos Hernández para remolcar par de ellas. De esta manera, Mayabeque se pegó en el marcador peligrosamente 7 – 6.

En el 7mo Inning, el mentor Michael González le echó mano a Marlon Vega en su 20ma salida del campeonato, su pañuelo de lágrimas, y su principal relevista, con la finalidad de taponear el final del partido. Buscando mantener cerrado el marcador. Pocas veces se ve que un mentor traiga a su principal cerrador con desventaja, pero el director de los Huracanes sabía que tenía muchas posibilidades de empatarle el juego al maltrecho staff de lanzadores relevistas de los Toros. Y no lo hizo quedar mal, pues en el 7mo capitulo, Vega retiró al efectivo Leonel Moa para el tercer out, a la espera de una remontada mayabequense. Y el 8vo episodio lo retiró a paso de conga, de 1, 2 y 3.

Los Huracanes comenzaron el 8vo Inning con la única meta de empatarle el juego a Pedro Luis Guzmán, y colocaron hombres en 1ra y 2da con dos out, una vez más al bate Juan Carlos Hernández en un momento importante. Había mucha tensión por ambos lados. Michael González no paraba de darles ánimos y consejos a sus peloteros. Era el “ahora o nunca” para Mayabeque. Pero Pedro Luis metió el brazo y ponchó a Juan Carlos, dejando todo listo para el dramático 9no Inning.

Vega también retiró el 9no, metiéndose en alguna que otra complicación, pero logró su objetivo de dar el cero.

En la conclusión del 9no capítulo, la dirección del equipo Camagüey hizo una de las jugadas más arriesgadas que hay en el beisbol. Después de un out, y con hombre en 2da por doble de Yasnier González, concedió base por bolas intencional a Fonseca, para poner la carrera del gane Mayabequense en circulación. Con mucha tensión en el juego, y el bateador Alexander Pozo en 3 y 2, Pedro Luis Guzmán obligó al bateador a fly al jardín derecho, para el out 26, pero aún quedaba el peligroso Orlando lavandera, más aun, por no haber podido lograr imparables en el partido.

Era sin dudas, el momento cumbre del emotivo partido…

Los camagüeyanos cruzaban los dedos, encendían velas, miraban al cielo… Y al cielo del jardín derecho, elevó un fly Orlando Lavandera que cedió el out 27 y así, Camagüey logró llevarse el gato al agua.

Algunos por esta tierra de tinajones no aguantaron la tensión y apagaron sus radios antes de tiempo, y otros, echaron mano al Captopril sublingual.

Victoria para Rodolfo Sorís en lo personal, y la número 21 para el conjunto de los Toros. Mañana, Miguel Borroto irá por la barrida colocando sobre el box a uno de sus principales lanzadores: Juan Sebastián Contreras.

Nos vemos en el estadio!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.