Después de un reñido juego en el día de ayer, donde Holguín se llevó la mejor parte, Cachorros y Toros se enfrentarían en un emocionante partido en el día de hoy. Lo cual sería el clásico “cachumbambé” con continuas amenazas por ambos equipos. Si ya leyó el título, sabe que el equipo salió derrotado. Si quiere enterarse como sucedió, léanos atentamente. 

Rápidamente los Cachorros cayeron sobre los envíos de Frank Madan que aceptó el cuadrangular 14 de Yasiel González. La futura estrella del béisbol cubano le cazó un lanzamiento a Madan y fue suficiente para empujar las 3 carreras que despegarían a Holguín en la misma primera entrada y pondría el juego 4 – 0 desde los inicios. 

Por otra parte, Yusmel Velázquez sería el escogido para lanzar las serpentinas holguineras y hasta el 4to capítulo se mantuvo sorteando los escollos de la batería camagüeyana, hasta que, en el 4to episodio, Los Toros lograron conjugar 6 imparables, incluyendo el 11no cuadrangular de Alexander Ayala para marcar 6 anotaciones e irse arriba en el marcador. 

Después del mal momento del primer capítulo, Frank Madan había logrado estabilizar su actuación, pero los cachorros no se quedarían sin morder y en esa misma entrada, Franklin Aballe conectó un enorme batazo que pegaría a los del norte oriental a solo una carrera de diferencia. 

En el inicio de la sexta entrada, con el 3er hit del juego para Leslie Anderson, más dos dead ball propinados por el 2do relevista, Sánchez, y Camagüey amenazaba con bases llenas, pero todo se quedó en nada cuando el 3er relevista holguinero Yunier Suárez, lograría sofocar la rebelión con fly al infield de Luis González.

En la parte baja del sexto, Frank Madan se vería en complicaciones cuando inició el inning Edilse Silva con doblete al jardín izquierdo, pero el fornido lanzador de la calle Horca se las agenció para dominar a los otros tres bateadores y dar el cero.

Abriendo el 7mo, Camagüey logró embasar a Yosbel Pérez por pelotazo, y después del sacrificio de Gómez, le dieron base intencional al emergente Cardosa para trabajar al primero en la tanda hoy: Jorge Luis Álvarez. 

La Pólvora se había embasado por error y había anotado carrera en la 4ta entrada, y en esta ocasión no logró hacer contacto con los lanzamientos de Suarez que se lo llevó por la vía de los strikes. 

Con par de outs, Asniel Fonseca fue retirado en fly al jardín izquierdo y una vez más, Camagüey dejaba carreras importantes en bases. 

En el cierre de la 7ma entrada y con un out, Álvarez cometió su 4to error de la temporada, y Holguín amenazaba con empatar. Hasta el momento, Madan solo había tolerado 5 hits, pero dos de ellos eran dobles, y otros dos, eran cuadrangulares. Fue entonces que se cumplió la ley de: “Después del error viene el hit”, y llegó el sexto imparable para Holguín, dándole paso a Manduley que bateaba por encima de 390. Madan no cuidó bien al corredor de 2da que le robó impunemente la tercera almohadilla. Era apenas la segunda base robada del holguinero en el campeonato. De igual manera, también hubo robo de la segunda base, en un momento en el cual Holguín parecía ser el dueño de la situación. Y aunque la primera base estaba vacía, Borroto optó por lanzarle a Manduley y este sacó una buena línea de frente a Leonel Moa que puso la pelota de aire en la mascota del receptor evitando que Los Cachorros empataran el juego. 

Pero Maikel Cáceres logró empujar la del empate cuando conectó infield hit a la derecha de Ayala que hizo un gran engarce, pero tiró mal a la inicial. Ya estaba en el montículo Alejandro León que le concedió boleto intencional al peligroso Silva para trabajar a Michel Gorguet. 

Pero la jugada no salió bien pues León le dio 4 bolas a Gorguet para que “de caballito”, entrara la 7ma de Holguín en el 7mo de la suerte y de esa manera irse arriba en el marcador 7 – 6 bateando solo dos hits. El error resultó ser muy costoso. 

Jesús Enrique Pérez fue llamado como 4to lanzador para cerrar el encuentro cuando a Camagüey le restaban un par de oportunidades ofensivas. Y dominó muy bien, de 1, 2 y 3 ese octavo capítulo.

Otro error, en el cierre del Inning 8, esta vez del jardinero izquierdo Fonseca, en tiro, colocó a un corredor holguinero en la segunda base. Después de esta acción, Miguel Borroto trajo al zurdo Pedroso a lanzarle al bateador zurdo en turno al cual dominó con un importante ponche, y acto seguido, Pedro Luis Guzmán acudió para retirar el 3er out de la entrada. La actuación de Pedroso, con otro ponche en su haber, es una luz de esperanza para el deteriorado Staff de lanzadores camagüeyanos, en vistas de nuevas campañas. 

Yosbel Pérez llegó a la primera base después de recibir su segundo pelotazo del juego, y dos imparables más. Pero tras largo batazo de Luis Gómez muy bien fildeado por los defensores de Holguín en lo profundo del jardín central, quedaron sepultadas todas las esperanzas de victoria. 

Otro juego más perdido, y aunque fue de manera cerrada y reñida, al igual que ayer, queda el sabor amargo de la derrota y de un principio de semana que comienza advirtiendo que quizás, esta sea la semana del final para la clasificación agramontina.

Hasta mañana…nos vemos en el estadio. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.