Camagüey obtuvo la victoria en el segundo partido de la subserie frente a los cazadores de Artemisa con marcador final de (10 – 2), en un encuentro que estuvo matizado por la lluvia, la casi suspensión y la posible remontada artemiseña. Finalmente un salvador octavo capítulo con racimo de siete (7) anotaciones y ayudados por un costosísimo error del torpedero visitante inclinaron la balanza a favor de la tropa de Miguel Borroto que de esta manera abandona el frío sótano de la competición al combinarse con derrota por partida doble de los sabueso holguineros.

Los nuestros abrieron el marcador en la tercera entrada, después de constantes amenazas en los dos capítulos anteriores que se disiparon con relampagueantes doble matanzas por parte de la defensa visitante. Boleto a Misael Thompson Jr., error en fildeo del camarero en batazo de Liván Amaro, roleta por el campocorto de Leonel Moas Jr. que sirvió para forzar en la intermedia, palomón al right field de Luis González que se convirtió en imparable y trajo para la goma a Thompson con la primera anotación del encuentro, boleto a Yordanis Samón y cañonazo de Alexander Ayala para traer la segunda y tercera carrera de la entrada. Finalmente Leslie Anderson bateó para doble play poniendo punto final a la rebelión.

Con el marcador a favor de los agramontinos y terminadas cinco (5) entradas llegó la lluvia, la misma que le facilitó el éxito a los rivales en el primer choque de la subserie, pero que esta vez no fue lo suficientemente copiosa para decretar la suspensión del partido. Esa pausa provocó que el lanzador abridor José Ramón Rodríguez terminara su actuación, la cual fue más que loable al dejar en cero la casilla de las anotaciones de los artemiseños, soportando cinco (5) indiscutibles y ponchando a seis (6) rivales. También las palmas para Pepe por gozar de un excelente control al punto de no regalar pasaporte alguno durante su periplo en el box.

Una vez reanudado el choque comenzaba la película de suspenso que vivimos todos cuando de lanzadores relevistas se trata. Lizander Hernández abrió el sexto capítulo y colgó el cero, no sin antes soportar par de imparables. El llamado inning de la suerte tuvo como protagonista a Alejandro León que soportó tres indiscutibles de la tropa occidental y a la postre cargó con las dos (2) anotaciones que fabricaron los cazadores con las cuales se acercaban en el marcador (3 – 2). Ya para el octava entrada se llamó al zurdo Javier del Pino que tuvo solamente dos tercios de actuación (0.2), dejando la escena lista a Julio Raizan Montesinos que se encargó de sacar el último out de la entrada y cerrar el noveno episodio a golpe de uno, dos y tres. En su favor, acotar que mandó cabizbajo para la cueva a tres (3) de los cuatro (4) bateadores a los que se enfrentó.

Los camagüeyanos definieron el encuentro a su favor en la conclusión del octavo episodio donde desfiló todo el line up y se aprovechó la complicidad de los descontrolados serpentineros visitantes y una costosa marfilada de su parador en corto.

Resaltar el repunte de peloteros consagrados y líderes de la manada como Alexander Ayala (.413) y Leslie Anderson (.282). El aporte de consagrados como Yordanis Samón (.394), Luis González (.392) y Leonel Moas Jr. (.327). Los excelentes últimos turnos de Jorge Cardosa (.308) como emergente y la disciplina y el tino en la caja de bateo del joven Misael Thompson Jr. (.364) que se ha ganando el puesto como titular del bosque izquierdo.

Alarmante las tantas veces que se bateó para doble play en el juego cortando toda posibilidad de anotación, la baja forma ofensiva de peloteros como Liván Amaro (.162) quien sigue siendo el hombre proa de la alineación y Yosbel Pérez (.172) a los que también se les ha visto con dificultades en la custodia de la segunda y tercera base respectivamente. Esperemos que recuperen la confianza y coloquen mejores guarismos que concuerden con su verdadera calidad.

Por el momento abandonamos el último lugar en la tabla de posiciones y la mentalidad no puede ser otra que salir al terreno a recortar distancias y seguir encumbrándonos hasta llegar a la zona de clasificación, que en este preciso momento está a solo dos (2) sonrisas de ser alcanzada.

Un comentario en «Lluvia y sufrimiento matizan la cuarta victoria del equipo Camagüey»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.