La preselección agramontina que se prepara para la 61 Serie Nacional de béisbol culminó su primera semana de entrenamientos con un encuentro amistoso efectuado el pasado domingo en el estadio Cándido González Morales con la preselección de la vecina provincia Las Tunas.

Primeramente, el viernes 19 de noviembre, se efectuó en el salón de prensa del palacio de los deportes Rafael Fortún, una conferencia de prensa donde se tocaron algunos aspectos relevantes de los primeros 9 días de preparación. 

Dentro de los aspectos destacados en esta reunión se dio a conocer que ya se encontraban en territorio agramontino todos los atletas de otras provincias que lucharán un cupo dentro de la nómina de los Toros. Son ellos, de la capital de Cuba los lanzadores Julio Raizán Martínez, Alejandro Pérez y Javier Del Pino, así como el jardinero Asnier Fonseca, los lanzadores pinareños Pedro Luis Guzmán y Ariel Borrego y el lanzador granmense Juan Ramón Olivera quien ya se vistió de Toro en la pasada serie.

Se aclaró además que el único atleta lesionado hasta el momento es el lanzador derecho Frank Madan quien viajará en los próximos días a La Habana para un examen más profundo que revele la gravedad de su lesión. Se destacó la mejora física de Alejandro León quien a ganado en masa muscular y peso, no así Roger Trenchs que todavía no está listo físicamente para lanzar y al parecer estará fuera por un año más.

Sobre el cuerpo de lanzadores Borroto hizo hincapié en la preocupación que existe en esa área y mencionó que se trabaja fuertemente para manejar el pitcheo de la mejor manera posible y así defender las carreras que el equipo pueda producir a la ofensiva, el arma más fuerte del conjunto sin dudas.

Alrededor del campocorto se trabaja con los jugadores Eleazar Lame, Liván Amaro y Arián Hernández y se aclaró que el prospecto Leonardo Casado, quien está invitado a estos entrenamientos, no será “apurado” en una posición de tanta responsabilidad y se contará con él para próximas series luego de adquirir experiencia jugando el campeonato sub-23 y madure en esa posición. 

Una de las mayores preocupaciones de los camagüeyanos es la ausencia en la grama del veterano Alexander Ayala, quien no se ha presentado a los entrenamientos. Borroto mencionó que el jugador de cuadro alega tener problemas personales que debe resolver antes de su incorporación y a su vez el mánager de los Toros recuerda la importancia para un atleta longevo de cumplir con un buen entrenamiento para evitar lesiones y complicaciones en el futuro.

Las Tunas mejor que Camagüey.

Sobre el juego de preparación efectuado en la mañana del domingo y que fue transmitido hasta el séptimo inning por nuestro canal de YouTube, destacar que la preselección de los Leñadores tuneros derrotó a la preselección de los Toros agramontinos con marcador final de siete (7) carreras por tres (3).

Por los ganadores mencionar sus nueve (9) indiscutibles a pesar de no contar con casi ninguno de sus pilares ofensivos. Además, sus lanzadores maniataron a la ofensiva agramontina a solo seis (6) hits y no fue sino hasta la octava entrada que los Toros rompieron el celofán en el marcador, los tuneros jugaron a la defensa con un solo error.

Por los derrotados una vez más salieron las sombras del descontrol en algunos lanzadores, pero sin embargo podemos resaltar la actuación de Riquelme Odelín quien al parecer quiere estar en el equipo a golpe de resultados y no avalado por el nombre de su tío. Luis Mario Macias, un lanzador de tan solo 18 años que hizo un excelente relevo que dejó en cero lo que parecía ser un inning grande para los Leñadores, Fernando Ramos, juvenil que demostró calidad para imponerse y el abridor Marlon Soriano quien retiró sin dificultad la primera entrada.    

A la ofensiva por los agramontinos resaltaron los maderos de Asnier Fonseca, Luis González y Liván Fajardo quienes conectaron los tres (3) extrabases del encuentro, dobles en todos los casos. Fajardo con su batazo en el octavo episodio trajo para el home las dos primeras anotaciones de los Toros y luego en esa propia entrada Cristian Martínez se encargó de empujar la tercera y última de la manada.

A la defensa los camagüeyanos cometieron cuatro (4) errores, la mayoría de ellos alrededor del segundo cojín donde sabemos están las mayores dificultades a la defensa del conjunto y que costaron carreras sucias.   

Luego de estas presentaciones efectuadas recientemente, se apuntalan las dudas que la mayoría de los aficionados camagüeyanos ya teníamos sobre la mesa. Queda mucho trabajo por hacer de parte de los técnicos y jugadores agramontinos y esperamos que de aquí al 22 de enero tengamos tiempo suficiente para salir a pelear con un equipo competitivo sobre el terreno.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.