Conformar un equipo de béisbol en Cuba sean cuales sean las circunstancias siempre ha sido y será un dolor de cabeza. No importa cuán desangrado esté nuestro pasatiempo nacional, siempre habrá polémica a la hora de aglutinar las figuras que pensamos son las que mejor nos representan.

Si reducir la nómina de la preselección agramontina a 49 peloteros ha sido un acontecimiento que ha generado miles de criterios, pienso que la selección final de 32 atletas va a traer diversos puntos de vistas y más cuando sabemos que en Cuba, cualquiera sabe de béisbol.

Luego de darse a conocer la pre-nómina, el mánager del conjunto Miguel Borroto acotó que, “en la lista de 32 activos estarán los peloteros que necesitamos para funcionar como equipo en todos los aspectos de juego. Debemos tener corredores rápidos, buenos defensores, tocadores de bola, gente con experiencia”. Y es aquí donde tengo mis dudas.

Para nadie es un secreto que en nuestros torneos domésticos además de jugarse un lugar como conjunto a nivel nacional, en muchos casos, los managers y sus cuerpos técnicos se juegan la posibilidad de continuar un año más al frente de sus escuadras, y estando allí, ellos saben que cuentan con mejores condiciones y recursos que los que hoy en día se ofrecen en áreas deportivas o escuelas de alto rendimiento.

Todo esto ha obligado a que muchos managers, quienes prácticamente dirigen con la soga al cuello, prefieran ganar a cualquier costo antes de pensar en el desarrollo de su provincia o la verdadera necesidad que como conjunto tenemos.

Si para la próxima Serie Nacional las autoridades en la provincia de Camagüey no se sientan y crean un plan de trabajo en el que se analicen las posibilidades reales de los Toros y se llegue a un acuerdo con su mánager de lo que es mejor para el desarrollo y futuro de la provincia y cual sería un resultado lógico y aceptable (balance de victorias y derrotas) teniendo en cuenta estos objetivos, entonces no podemos criticar a Borroto si se rige por el “championismo” y en base a eso confecciona su nómina.

Creo que la escuadra agramontina tiene una base inamovible de 22 jugadores que bajo cualquier circunstancia van a estar en el listado de 32 peloteros y ellos a su vez, serán los que lleven el peso del conjunto durante gran parte del campeonato.

Receptores:

1. Yendry Téllez Acevedo

2. Luis Enrique Gómez

3. Jorge Luis Álvarez 

Jugadores de cuadro:

4. Yordanis Samón

5. Leslie Anderson

6. Alexander Ayala

7. Eglis Eugellés Antúnez

8. Yosbel Pérez

Jardineros:

9.  Leonel Segura

10. Leonel Moas Jr.

11. Jorge Cardoza

12. Luis González Azcuy

Lanzadores:

13. José Ramón Rodríguez

14. Frank Madan

15. Yosimar Cousín

16. Juan Sebastián Contreras

17. Lisander Hernández

18. Damián Leyva

19. Julio Raizán Montesinos

20. Juan Ramón Olivera

21. David Brito

22. Javier del Pino

El resto de los 10 jugadores que completen el listado tendrá mucho que ver con las condiciones y resultados que se le exijan al Jerarca y las necesidades que considere su equipo técnico, y sería aquí donde habría que decidir qué rumbo tomar. 

Yo apostaría por la juventud y la calidad que he visto en muchos de estos muchachos, aunque se que todavía no están listos para rendir durante 75 juegos. No tengo dudas de que el futuro del equipo Camagüey está en las manos de peloteros como Christian Martínez, Liván Fajardo, Luis Mario Macías, Mario Marzo o Riquelme Odelín. 

Clasificar y ganar es lo que todos queremos, pero no podemos olvidar las veces que por quererlo hacer, nos hemos quedado fuera del podio y luego hasta una década con nuestra escuadra formando parte de los conjuntos coleros del campeonato.

5 comentarios en «¿Un equipo que pueda ganar o un equipo de presente y futuro?»
    1. No solo entre los más longevos sino que también entre los más lento en el corrido de las bases. Borroto, que le gusta mucho el corrido y bateo y el toque de bola se va a ver en la obligación de cambiar un poco esa filosofía este año

    2. Lo más importante en la vida es el tiempo, el segundo que pasa no se repite, por eso las decisiones son indiscutiblemente las que te dan resultados en aprovechar el tiempo, las estrategias, análisis y todas las que puedan confirmar la decisión quedan insignificantes antes de esta última.

  1. Discrepo con que Borroto quiera ganar para mantenerse en la dirección y no bajar a cargos inferiores, no hubiese dejado México al llamado a dirigir el equipo, tampoco creó que se deba pensar mucho en un equipo a futuro, los jóvenes dan sorpresas, si no fíjense en las ausencias de este año; chapelli, yandy Yáñez, Humberto Bravo y hay más, ya lo sabrán, hay que formar un equipo competitivo, no participativo, para eso, hay que tener en cuenta los de experiencia y que estén en forma, es mi opinión

    1. No hablo del caso de Borroto en particular pues Borroto solo no es el cuerpo técnico, hablo de la gestión en general o me va a negar que en Cuba se juega más al championismo que a la permanecía y el desarrollo en general?
      Si leyó el artículo se dará cuenta que no apuesto solo al futuro, el propio título del artículo habla sobre “presente y futuro”. La base del equipo ya está y es la que va a llevar el protagonismo, hablo de esos atletas que quedan por definir y que la mayoría serán suplentes. Es allí donde hay que pensar en ganar pero desarrollar a la vez. Gracias por comentar e igual que usted esté es mi punto de vista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.