En este fin de semana se efectuaron dos juegos de preparación entre los equipos de Camagüey y Granma con vistas al campeonato nacional sub 23 que se efectuará a partir del próximo 16 de julio.

El mentor Marino Luis ha decidido darle juego a todos sus jugadores, por ese motivo, no se concentró en tratar de ganar, sino que más bien estuvo probando sus piezas y se mantuvo muy observador a cada movimiento de sus pupilos.

A los lanzadores, les asignó la misión de lanzar 2 entradas completas cada uno de ellos.

En el primer encuentro, los Alazanes se llevaron el triunfo con abultado marcador de 17 – 3. Y en el segundo partido, los del patio devolvieron el golpe con triunfo de 7-6.

Entre los más destacados estuvieron el lanzador zurdo Carlos Alberto Pedroso, con experiencia en la pasada serie nacional. Este serpentinero consumió sus dos entradas permitiendo un solo imparable y propinando par de ponches.
Al bate se destacó por los Toretes el atleta Fernando Reimundo que por lo observado, parece tener un futuro prometedor.

Como nota interesante, hay que destacar que Julio César Noguera se mantiene entrenando a la espera de recibir su permiso para ocupar un puesto en la nómina camagüeyana.

Un aparte para la noticia un tanto desalentadora para aquellos que soñamos con volver a sentir el espíritu de Miguel Caldés en el terreno, puesto que los primos Caldés, que inicialmente se encontraban en la preselección, fueron eliminados en el primer corte efectuado en vistas al inicio del campeonato.

Pronto tendremos más información desde el terreno de juego. Usted, manténgase en contacto. Hasta la vista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.