Ya se van aplacando los ecos de la recién finalizada III Copa Mundial Sub-23, donde la fuga de 12 peloteros cubanos fue la comidilla que destapó una serie de opiniones en la prensa referente a las posibles causas de este abandono masivo.

La salida de peloteros cubanos no es algo nuevo, desde que en 1980, Bárbaro Garbey tomara la decisión de abandonar las tierras antillanas por el Mariel, para cuatro (4) años después convertirse en el primer pelotero cubano en jugar Series Nacionales y pisar un terreno de las MLB (Major League Baseball), se calcula que un millar de peloteros cubanos de todas las categorías han abandonado el sistema deportivo nacional.

Luego de esto pudiéramos decir que hubo una calma aparente hasta que en 1991, René Arocha se convirtiera en el pionero de las deserciones y comenzara así una tormenta de abandonos que nos dejó la cifra récord del 50% de una delegación (12 de 24) en el recién finalizado torneo del orbe.

Las razones por las cuales estos peloteros han salido de Cuba son disímiles. Dentro de las principales causas están: las familias que han decidido juntarse fuera del país, injusticias o decepción con la Federación Cubana de Béisbol, temas económicos y temas políticos.  

Todos estos, involucran principalmente a los gobiernos de Cuba y Estados Unidos, ya que el sueño de muchos de estos atletas es llegar algún día a firmar con una de las treinta (30) organizaciones que componen las MLB.

Para nadie es un secreto que la relaciones entre estos dos países no son las mejores desde 1959 y es por esta razón que no se ha logrado concretar, hasta la fecha, un acuerdo que le permita a los peloteros cubanos firmar desde Cuba con cualquiera de los equipos que componen la Major League Baseball. Para ello deben alcanzar antes residencia en un tercer país.

El hecho de que la Federación Cubana de Béisbol (FCB) este “rectorada” por el gobierno de Cuba y no exista la posibilidad de que los peloteros afiliados a las Series Nacionales puedan escoger otro representante que no esté ligado al gobierno cubano, es la razón principal del NO-ACUERDO entre MLB y la FCB.  

En este punto es donde pudiéramos decir está “tranca’o el dominó” ya que, ni Cuba quiere ceder el control sobre los atletas, ni Estados Unidos puede negociar con el gobierno cubano, actual representante de los peloteros según lo antes expuesto.

¿Quiénes son los más perjudicados en toda esta historia? Pues, los atletas, que como todo ser humano quiere prosperar y probarse al máximo nivel. ¿A qué médico no le gustaría trabajar en la Clínica Mayo-Rochester (Minnesota, Estados Unidos)?, centro galardonado como el mejor hospital del mundo en 2021, o ¿Cuál ingeniero informático no sueña con trabajar para Google o Amazon?, o simplemente ¿Qué maestro no quisiera dar clases en Harvard?.

Si le sumamos a este deseo personal el panorama político y económico que se vive hoy en Cuba y la insistencia y el discurso gastado del gobierno cubano de culpar a Estados Unidos por cualquier situación desfavorable en la isla antes que buscar vías y alternativas para una mejora, creo que no hay que ser muy astuto para entender los que está pasando actualmente.

Se avecinan los Juegos Panamericanos Junior, donde además del béisbol están convocados otros deportes. Ya fueron excluidos nuevamente los grandes prospectos Yunior Tur (Santiago de Cuba) y Yosimar Cousín (Camagüey) de la preselección y esto es señal de que las cosas no van a cambiar por el entorno cubano.

Como dijo mi admirado, Albert Einstein: – Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo – y esto me hace pensar que varios atletas cubanos dirán adiós en estos juegos. La pregunta es ahora ¿Cuántos serán?

4 comentarios en «¿Cantos de sirena o mala gestión?»
  1. Discrepo que algún desertor o pelotero emigrado que son los menos hayan salido por problemas políticos como la gran mayoría de la emigración cubana han decidido abandonar su país de origen por el tema económico fundamentalmente y quizás si porque no alguno por desacuerdo e injusticia con la Federación Cubana de Béisbol

  2. Las grandes liga de béisbol surgieron en el siglo 19, en 1869 en Cincinnati, Ohio, han pasado 152 años, fue, es y será un negocio, que ha sido progresivamente exitoso, MLB no tuvo ni creo tendrá jamás vínculos con la política en contra de ningún país, fue Cuba quien llevo al béisbol su rivalidad política con Estados Unidos, quien satanizo a los peloteros que de solo mencionar la frase MLB eran excomulgados, no existe en ningún otro país de América convenio ni acuerdo con MLB, sin embargo estos países han sido flexibles y utilizan el ir y venir de sus jugadores para que sus ligas sigan siendo muy buenas, y no se auto imponen bloqueos a la hora de convocar jugadores a sus equipos nacionales, así que es Cuba el mayor y casi único culpable de que el béisbol en Cuba este como esta, y lo del bloqueo, jajaja, pregunten donde viven Erisbel Arruebarruena y Leslie Anderson, viven en Estados Unidos y han sido parte de equipos Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.