En el 3er juego entre Elefantes y Toros celebrado ayer martes en el Cándido González ocurrió un intercambio de palabras entre el árbitro de primera base y jefe de grupo Luis Felipe Casañas y el jugador de Los Toros Leslie Anderson. Esto ocasionó que Leslie Anderson no continuara en el juego y a raíz de esta situación se han generado noticias y especulaciones de todo tipo que vale la pena aclarar por este medio teniendo en cuenta del prestigio con el que cuenta el querido atleta Camagüeyano.

Historias tales como que fue expulsado o que Marino Luis lo sentó como castigo. Hasta que pidió la baja del equipo por el castigo recibido y algunos han llegado a decir que a raíz de lo sucedido estará fuera de juego por 10 partidos por decisión de la comisión nacional o por el INDER en Camagüey. O sea, toda una telenovela. De esas que se gestan en las redes sociales y van tomando tamaño de bola de nieve hasta que se convierte en tendencia o en fake news viral.

La verdad del asunto es que en el comienzo de la 2da entrada , mientras Leslie Anderson esperaba a que el lanzador de los Elefantes terminara sus lanzamientos de calentamiento para comenzar el inning, lo observaba atentamente desde afuera del cajón de bateo. De esa manera esperaba a que el lanzador subiera al montículo y se preparara para lanzar tras la voz de Play Ball del principal. Cómo esto no ocurría , Anderson seguía estudiando los movimientos del lanzador y Justo en ese momento ante la demora del lanzador, desde primera base el árbitro Casañas que no era el principal, cantó una bola al pitcher por demorarse y un strike a Leslie Anderson por no estar dentro del cajón de bateo.

Inmediatamente llegó la protesta respetuosa de Leslie que le expresa al árbitro que no era Justo que por la demora del lanzador , él, recibiera el castigo de un strike pues como era lógico, mientras el lanzador no estaba en el montículo él tenía que esperar para entrar al cajón, pues una cosa llevaba a la otra. Casañas le refirió que era una decisión inapelable pues él era el jefe de grupo y Anderson le expresa que no era posible que él desde primera tomara esa decisión sin al menos consultarlo con el resto de los árbitros pues ni siquiera había sido una decisión tomada por el arbitro principal.

Es indiscutible la posición del respetado y experimentado árbitro Luis Felipe Casañas que fue la de robarse un protagonismo que no le correspondía y peor aún : tomar una decisión tal sin consultar al resto de sus compañeros haciendo imponer su postura de jefe de grupo aunque estaba impartiendo justicia en la primera base.

Actitudes como esta ante un pelotero de la vergüenza de Leslie Anderson causan desmotivación y decepción en peloteros que juegan a sus 41 años por tal de darle a su pueblo y a su equipo el aporte de su rendimiento a pesar de las limitaciones, de las difíciles condiciones de juego y teniendo en cuenta que Anderson juega por motivación con su pueblo ya que nadie cuenta con él para equipos nacionales y que además , queda claro que Leslie Anderson no necesita jugar para resolver problemas económicos.

Sintiéndose mal por ver de la manera que se le trató y ante la prepotencia del magistrado Casañas, Leslie le pidió permiso a Marino para salir del juego pues su estado de ánimo lo hizo lucir mal en el turno al bate , visiblemente disgustado.

“Yo respeto mucho a la afición y a los árbitros. También lo soy con el resto de los peloteros. Ofrezco disculpas a mis compañeros y mi afición, también a la dirección del equipo pues realmente me sentía mal y me disgustó que se tomara una medida arbitraria sin contar con el resto de los ampayas por algo que yo no había hecho mal. Comprendí que en ese estado de desconcentración no iba a ayudar al equipo, y teniendo en cuenta que Casañas estaba en la primera base y para evitar otros problemas y nuevos encontronazos , pedí permiso para salir del juego antes de que Mi Pueblo viera cómo me expulsaban bochornosamente pues los atletas también tenemos sangre en las venas y nos equivocamos como todos los seres humanos. Así que preferí ser prudente y de manera profiláctica me retiré para evitar males mayores. No tengo nada personal contra ese árbitro ni contra ninguno. Hoy estoy listo para salir al terreno y seguir aportando para mi equipo como siempre, entregándome completo”. Estas fueron las palabras del pelotero camagüeyano.

Esperamos que todo quede allí y que cesen las especulaciones y comentarios que sólo logran manchar la imagen de un atleta al que le debemos el agradecimiento de haber regresado a su terreno y a su Beisbol a pesar de la crisis actual que vive nuestra pelota. Y ver cómo él ha decidido estar aquí con los suyos dando su aporte.

Casañas ha estado en un volcán con respecto a las decisiones que tomó el lunes como principal y ayer como árbitro de primera. Esperamos que eleve su nivel como profesional en los juegos que restan pues sin dudas estamos en presencia de uno de los ampayas más longevos y representativos del arbitraje cubano.

Nos vemos en el Cándido.

Un comentario en «Altercado entre Anderson y Casañas crea confusión en las redes. La verdad aquí.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *