“Tiene que ocurrir un desastre o algo muy grande para que yo no esté presente en la venidera 63 Serie Nacional”: declaró a LA COMARCA DE LOS TOROS el pelotero de 32 años Ermindo Escobar que ya ha visto pasar su años más jóvenes en 11 temporadas beisboleras.

De esas 11 campañas , seis fueron en Series Nacionales y otras 5 fueron en Ligas Independientes de los Estados Unidos de América donde se desempeñó hasta Junio del año pasado (2022) cuando sufrió una lesión que lo alejó de su equipo Cazadores de Gastonia (Gastonia Honey Hunter).

En entrevista a nuestra Comarca , Ermindo expresó interesantes consideraciones:

“Desde el año pasado y a raíz de que el equipo de los Toros de Camagüey perdiera súbitamente a sus tres receptores regulares, Marino Luis y otros miembros de la directiva del béisbol se acercaron a mí con el propósito de integrarme a los entrenamientos del equipo Camagüey. Yo no pude aceptar pues además de estar lesionado, estaba envuelto en el más importante torneo de mi vida que era el de convertirme en padre por primera vez. Tomé la decisión de estar todo el tiempo apoyando a mi esposa y a su lado en un momento tan especial como lo es el proceso del embarazo y posterior parto. Y así fue, tuve que declinar la propuesta de Marino. Pero sabía que este año podía estar en posición de ayudar al equipo y es un deseo contenido que tengo hace mucho tiempo: el de obtener un buen resultado con mi equipo de los Toros con el cual jugué hasta el 2016 cuando viajé a EE.UU. por reunificación familiar”. Aunque se que tengo que esperar la decisión final del cuerpo de dirección, creo que estaré listo para que cuenten conmigo en la nómina titular del equipo”.

Sobre su estado físico añadió:

“Me he ido de mi peso normal y me he propuesto bajar unos 10 kilogramos para estar mejor preparado para la venidera serie nacional. Me siento más fuerte y en los tiros a las bases noto que la potencia ha aumentado, además , el aumento de mi fuerza en las piernas a la hora del trabajo en el terreno es considerable, pero se que al bajar esa cantidad de libras voy a mejorar mucho en el rendimiento”.

Escobar, a pesar de siempre haber mostrado un somatotipo voluminoso, se destacaba por su velocidad entre las bases y por su explosividad en el terreno de juego. Resultan inolvidables las veces que corría tras la pelota e intentaba subirse en las redes detrás del home para sacar el out . Aún recordamos con el ímpetu que se enfrentaba a lanzadores de calidad y los retaba luego de conectar jonrón o imparable, situación que lo llevó a que en más de una ocasión, le lanzaran pegado, motivo este de intercambio de palabras entre lanzador y bateador.

Según las estadísticas de www.baseball-reference.com y datos ofrecidos por www.cubalite.com , de la pluma y obra de D.L.R. supimos interesantes datos de su carrera:

“…Antes de marchar a suelo estadounidense, Ermindo se desempeñó en cinco contiendas con los Toros agramontinos, de 2011 a 2016, casi siempre como jugador de cambio. Promedió .228 en 152 partidos, con 30 anotadas, 84 incogibles, 14 dobles, cuatro jonrones, 33 remolcadas, 23 bases por bolas y 58 ponches. El receptor tuvo average defensivo de .973 y de 103 veces que le salieron al robo, sacó out en 42.

Realmente lo mejor en la carrera deportiva del atleta de 32 años llegó después de salir de Cuba, en 2016, resultado del proceso de reclamación que hizo un hermano suyo, establecido en Estados Unidos. En 2016, 2017, 2018, 2019, 2021 y 2022 jugó en las siguientes ligas independientes norteamericanas: American Association, Atlantic League, Pacific Association y Frontier League.

En esos seis años fue firmado por seis clubes y sumó 99 anotadas, 212 hits, 36 tubeyes, un triple, 16 cuadrangulares, 96 empujadas, 75 transferencias, 139 ponches y .269 de average ofensivo. Su mejor campeonato fue en 2019, con San Rafael Pacifics, en la Pacific Association, al batear .332, además de 74 inatrapables, 15 biangulares, ocho bambinazos y 34 impulsadas.”

Cuando le preguntamos si volvería al béisbol independiente de USA , Ermindo expresó:

“Mi principal objetivo ahora es mi hija y mi familia. Y espero estar en ese paso los próximos dos años en los cuales estaré con el equipo de los Toros. Luego con 34 años es muy difícil que pueda ser elegible para jugar en un nivel de tanta exigencia como son los circuitos profesionales , así que pienso terminar aquí, donde todo comenzó. Nadie sabe la cantidad de años que pueda aportar a mi equipo Camagüey al que siempre extrañé en cada juego que efectuaba en Estados Unidos. Daré lo mejor de mí , hace unos años jugaba alocadamente porque ese ha sido siempre mi temperamento y es una esencia que no he perdido. Sigo teniendo esa explosividad pero ahora soy más maduro y creo que puedo ayudar mucho al equipo. Eso es lo que quiero que el pueblo vea en mi”.

Por ahora , Ermindo Escobar está jugando la 45 Serie Provincial que por las inclemencias del tiempo ha sido temporalmente detenida hasta el próxima martes. Será este torneo local el trampolín para que el receptor camagüeyano comience su trayectoria nuevamente en el estadio que lo vio nacer como pelotero.

Puede disfrutar aquí la entrevista completa a Ermindo Escobar.

Suerte y muchos éxitos de parte de: LA COMARCA DE LOS TOROS.

%d