Uno de los peloteros camagüeyanos que más interés está suscitando en los últimos tiempos es el outfielder (devenido segunda base) Loidel Chapellí Jr. El joven atleta ha estado quemando la liga en sus primeras incursiones desde que fue adquirido por la organización de los Medias Blancas de Chicago que como primera tarea lo enviaron a tierras dominicanas para que comenzara a entrenar y darse a conocer en los campos de juego cuajado de prospectos que buscan un lugar en el Big Show.

Desde sus inicios, Loidel comenzó a destacarse al bate al punto que fue movido a la tercera posición del line up y desde allí vio la mayor cantidad de sus veces al bate, pasando de ser un bateador de tacto a convertirse en una figura integral con poder incluido.

Después que se cansó de dar palos y al término del torneo donde su equipo no logró pasar a la postemporada, fue llamado rápidamente a los campos de entrenamiento que su franquicia tiene ubicados en Arizona, USA. Y es en este lugar donde se encuentra entrenando y jugando de manera activa, pero con algo bien interesante: Desde que fue elevando su nivel de juego en Dominicana, lo comenzaron a utilizar en la segunda base.

Como camarero, resulta una ubicación inédita, pues en las categorías inferiores se había desempeñado en la primera base y en las Series Nacionales en las cuales participo, lo habían colocado en los jardines.

Su físico, se presta muy bien para esa posición, pero hay que tener en cuenta que es una de las ubicaciones más técnicas que posee el terreno de beisbol por todas las cuestiones que están vinculadas a la variedad de movimientos a realizar por parte de los que allí tienen que jugar.

Estuvimos conversando con el versátil jugador y nos declaró:

– Todo está bien, sigo en Arizona entrenando fuerte y jugando. El calendario es bastante exigente al igual que el entrenamiento. Estoy tratando de ajustarme a la segunda almohadilla. Y aunque es complejo, estoy haciendo los ajustes necesarios por si ese es el trabajo que me toque realizar. Los juegos son bastante frecuentes con equipos de otras organizaciones de Grandes Ligas donde nos están evaluando constantemente y así tenemos la oportunidad de foguearnos con otras figuras muy prometedoras que buscan estar en las grandes Ligas. Hay mucha calidad entre estos jugadores que ahora están en su etapa de preparación. –

Se le escuchó hablar con solidez y confianza en sí mismo y, además, contento con los logros…quizás un poco melancólico cuando envió un mensaje a sus seguidores:

– A mis seguidores, a mi gente, a mi familia: que confíen mí. Que voy a dar el máximo para darles alegría desde donde estoy. Saludos y abrazos para mi pueblo camagüeyano. –

De esta manera se despidió Loidel Chapellí Jr.

La Comarca de los Toros seguirá muy de cerca el desempeño del joven Torete al cual le deseamos éxitos y bendiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.